• 7 de febrero de 2023

Chapuzón: ni tan creativo, ni tan exitoso y masivo

Compartir Noticia

Lo que han dado en llamar «Chapuzón de los Fiordos» no es un producto cien por ciento natalino ni nacido de un estudiado y meticuloso programa de marketing para atraer visitantes y resaltar el inicio de la temporada turística. Antes bien, seguramente, fue en una improvisada reunión de conocidos que con una «lluvia de ideas» y considerando la exitosa iniciativa que cada año congrega a miles y miles de participantes en la ciudad de Punta Arenas, concluyeron que en  Natales también se podía realizar.
Por cierto, tampoco per se es malo replicar iniciativas exitosas adaptándolas a lo local, siempre y cuando no queden en una mera copia hecha a la rápida, sin  planificación y escasa logística.

Pero yendo al fondo, este año, los números y la convocatoria, no acompañaron el desarrollo de esta iniciativa, pese a que instalaron una estruendosa música y zumba en el sector de la Costanera, con algunas monitoras de esta disciplina que se repiten el plato una y otra vez, amén de elegir una pésima fecha -11 de septiembre- los organizadores como viviendo en otra dimensión, también insistieron con la misma receta gastada de contratar y traer figuras como animadores que ya no tienen ni la llegada ni vigencia de años atrás. En suma, cayeron con el «más de lo mismo».
Mención aparte y central, merece el hecho no desmentido ni aclarado por parte de los organizadores del Chapuzón, en relación a los aportes recaudados para financiar el mencionado evento, si recibieron o no, financiamiento por parte de empresas salmoneras con filiales en Natales. Si así fuera confirmado, revelaría una tremenda incongruencia en consonancia con la impostura que «Turismo y Salmón pueden convivir sin problemas» y, significaría, que se ha avanzado poco desde que el ex alcalde Paredes aceptara solapada o abiertamente, que algunas actividades municipales fueran financiadas con aportes provenientes de esta industria. Nunca se pudo conocer el monto ni envergadura de estos financiamientos y,  todavía, se recuerda las camisetas exhibidas por algunas conocidas deportistas locales y los pendones pretendiendo «pasar piola» en algunos eventos y actividades organizadas o patrocinadas por la municipalidad  de aquella época, en las cuales se promovía los nombres y logos de estas cuestionadas empresas.

Que algunos quieran beneficiarse y realizar negocios,  lucrar  y obtener ganancias sin cortapisas con actividades claramente depredatorias y contaminantes,  que colapsan los ecosistemas y  hábitat naturales, aúnque generan la falsa imagen de progreso y bienestar a corto plazo, esto por las inversiones y recursos  millonarios que manejan;  no nos exime de mantener una actitud crítica y vigilante respecto del accionar de aquellas empresas y organizaciones, más allá que algunos crean a rajatabla en la libertad de empresa y el derecho de propiedad. No olvidar que de este lado están los ciudadanos y ciudadanas de a pie.

Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias