• 3 de diciembre de 2020

Ciudad Gótica no es el modelo de ciudad al que debemos aspirar

Políticos corruptos, policías ineficientes y la violencia, son los factores que nos llevan a la caída al abismo.

Ante la falta de instituciones confiables, la corrupción avanza a pasos agigantados. Mientras los villanos que tienen capturada la ciudad continúen manejando el poder a su modo, gastando nuestros impuestos en dudosos proyectos de obra pública que nunca son fiscalizados y que con su ineficiencia optan por frenar nuestro desarrollo económico. Poco a poco, nos convertimos en una sociedad donde sólo quedan los malos y los corruptos, en una trágica Ciudad Gótica.

Puerto Natales se transformó en ciudad Gótica, porque aquí la maldad, la corrupción y una lógica muy decadente marcan nuestras jornadas. Creo que es tiempo de parar esta realidad porque la ficción nos superó.

Por:  Juan Salvador Miranda Vios

Más Noticias