• 7 de febrero de 2023

Contradictorias declaraciones emitió en su programa de Facebook Live la candidata a la alcaldía de Natales Ana Mayorga

Compartir Noticia

Ana Mayorga Bahamonde, quien fuera ratificada como candidata a la alcaldía de Natales por parte de Fernando Paredes hace más de dos semanas, emitió unas contradictorias declaraciones en su programa de Facebook Live, esto luego que en los últimos días recibiera cuestionamientos por su relación con un alojamiento en el cual se detectó a un trabajador con Covid-19, esto en un contexto de brote de coronavirus en la Capital del Turismo.
En el programa que conectó a gran cantidad de sus partidarios, quienes le enviaron múltiples muestras de apoyo, la ex gobernadora explicó que la situación que afectó al alojamiento de sus padres los golpeó fuertemente como familia, obligándola que asumir el cuidado de ellos, ya que son personas mayores, trasladándose a vivir al alojamiento en cuestión.
En lo netamente político, la candidata fue enfática en declarar que «nadie la pauteaba»; agregando que «no recibía financiamiento de ningún empresario» y, la más contradictoria de sus declaraciones, fue el expresar «no pertenecer a ninguna institución», no reconociendo en ninguna parte del programa su militancia política de décadas en el partido de derecha, UDI (Unión Demócrata Independiente) ni menos mencionando su nombre; señalando que su función actual no es política sino que de simple ciudadana y sin colores políticos.
Así las cosas, luego Ana Mayorga se refirió a su condición de creyente en Dios, dando a entender que esta complicada situación que le ha tocado vivir,  la superará con la fe y confianza en sus valores y creencia religiosa.
No obstante, quedaron varios dudas sin despejar, esto en relación a qué ocurrió, finalmente, con su candidatura, si es que se mantiene a firme, si ya renunció con anticipación al partido que la cobijó toda una vida y se presentará a la elección municipal de abril del 2021 como candidata independiente o si, estratégicamente , todo se trata de una puesta en escena y una catarsis emocional para sondear el nivel de apoyo que concita y usando siempre el tan necesario recurso del rol de «víctima», objeto de ataques y persecuciones inmerecidas por parte de un grupo de «opositores malintencionados», como fue catalogado el sector que la criticó en las redes sociales. 

 

Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias