• 14 de junio de 2024

"Fue sin querer queriendo"

Compartir Noticia
Transcurrido un año desde que se instaló en la opinión pública el discurso de terror en contra del gobierno del Presidente Boric con motivo de la discusión legislativa de la ley N°21.600 (SBAP), donde no se midieron  consecuencias.
En mayo del año 2023 muchas personas reclamaron y marcharon con legítimo derecho por las calles varias ciudades del país, entre ellas Puerto Natales. Trabajadores motivados por el discurso engañoso de la prensa política y socia de la industria salmonera en relación a la modificación del artículo 158 de la Ley de Pesca. El discurso era que quedarían sin empleo, que la industria acabaría en un corto plazo, y que se pretendía poner fecha de vencimiento a la actividad productiva.
Sin embargo hoy en día el titular y discurso de la industria es
Sin duda que esto es una evidencia de la mala política que nos toca vivir como ciudadanos chilenos. Políticos que no tienen idea que es lo que hacen, y que su voto está orientado a sólo hacer daño a su adversario político sin importar el costo que ello signifique.
Políticos ineptos que al día de hoy son manejados por empresas y prensa que se mueven por intereses económicos e ideológicos. Parece increíble que al día de hoy existan opinólogos politicos que creen y difunden que un municipio tiene competencia para censurar la actividad económica de la industria salmonera; por ejemplo. Así de bajo el nivel.
Poco y nada importó a los parlamentarios de la derecha y demócratas la advertencia de los especialistas en materia ambiental. La idea era ir a contrapelo del gobierno, cueste lo que cueste.
Parece absurdo pensar que políticos de la derecha celebraron como un triunfo no haber modificado el artículo 158 de la Ley de Pesca, aún cuando el ejecutivo advirtió las consecuencias que aquello traería, e indicó que los planes de manejo podían regular las actividades económicas al interior de las áreas silvestres protegidas, pudiendo incluso restringir la salmonicultura. En definitiva, el ejecutivo manifestó en reiteradas oportunidades que la modificación al artículo 158 era necesaria, ya que, actuaba como una norma de protección para la industria y para el empleo, y que lo contrario dejaba las concesiones qué se encuentran al interior de las áreas silvestres protegidas en una situación de desprotección, que es justamente lo que esta pasando ahora.
Mientras tengamos legisladores en un nivel político decadente, preocupados del mundo extraterrestre y del poder de la suerte, seguiremos escuchando reiteradamente la frase del Chavo del 8: "Fue sin querer queriendo".
Por: Carlos Subiabre Ruiz
Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias