• 4 de diciembre de 2021

Relleno sanitario, barriendo para adentro

Compartir Noticia

Por:  Ramón Arriagada S.

Parece mentira que podamos blandir como sentencia , “De la basura también vive el hombre”, a la altura de otras categorías como la mentira, la muerte, la droga, la extorsión.  Ello, porque en una sociedad de consumo, los deshechos de la digestión y los objetos desechables de la insatisfacción permanente,  tienen que ir a algún lugar.  Desgraciadamente los ciudadanos, nos despreocupamos del asunto, y dejamos dicha función a las autoridades políticas. En nuestro caso a las municipalidades y en específico a los alcaldes.

El vivir de la basura compromete a toda esa cadena humana de seres que deben realizar aquellas labores desde su recolección hasta el depósito en los vertederos.  Son parte del sótano ciudadano, donde están todos aquellos que desarrollan oficios despreciados. Ellos están conscientes que el único trabajo malo, es el trabajo mal hecho, y muchos desearían que fuera transitorio, para partir a un trabajo mejor remunerado y socialmente reconocido.

Pero en estos tiempos de buscar negocios y negociados, la basura y su eliminación, en las megas ciudades, como nuestro Santiago, se ha convertido en fuente de malas prácticas;  lentamente van cayendo cabezas de ilustres servidores públicos enredados en relaciones turbias de licitaciones del rubro.

Los dedos acusadores de la Justicia, apuntan  hacia la empresa KDM, por entregar coimas a cinco  concejales de Maipú, incluyendo el Alcalde el DC Christian Vittori; en el reparto también  está el alcalde Luis Plaza de Cerro Navia (UDI) y pronto será formalizado el de Colina.  KDM  es un  grupo  de capitales españoles- norteamericanos y presta servicios de recolección de basura  en 11 comunas del país. A nosotros nos rebotan los avatares coimeros de KDM, porque ellos son quienes están construyendo el futuro relleno sanitario en Puerto Natales. Como ejecutores de la obra, han manifestado, que los presupuestos quedaron cortos, y para terminar faltarían cerca de 1000 millones de pesos.

En una visita reciente de una delegación del CORE al Relleno, el presidente del organismo llegó con un Informe entregado por la Universidad de Magallanes, que actuó como consultora, por el prestigio técnico de dicha casa de educación superior. Las conclusiones del estudio, dicen que es imperativo disponer de un estudio Geológico– Hidrológico del área del proyecto,  para saber el sentido de escurrimiento de las aguas en un sector cercano al Río Dumestre. Es el cauce de donde Aguas Magallanes extrae el agua potable que bebe la población de Puerto Natales.

Es bueno recordar que el 22 de abril del 2015,  Contraloría de la República se hizo presente en el sitio del futuro  Relleno Sanitario; su misión, comprobar una denuncia en el sentido que,  había indeterminaciones entre el terreno, planos y escrituras. El sueño dorado de los natalinos, el primero de la Región, el caballito de batalla del alcalde Paredes, se estaba construyendo ¡sobre una vertiente de agua que  atravesaba el sitio!. Exigencia del organismo contralor: solicitar urgente  el cambio del cauce.

En marzo del 2014, me tocó visitar el lugar, lo hacía como dirigente de la Cámara de Comercio AG, para investigar la denuncia de un particular sobre lo que allí estaba ocurriendo; se trataba de verificar, que la cercanía del Relleno Sanitario constituía una amenaza para  el cauce de un río que nos entrega el agua nuestra de cada día en los domicilios. Con motivo del  Día del Agua, como Cámara emitimos una declaración Pública sobre el tema. Este medio tituló, “Temen contaminación de agua potable por Relleno Sanitario”.

Por decir lo mismo, que hoy sanciona el informe técnico de la UMAG, Aguas Magallanes dudó de la credibilidad de nuestra apreciación; el Alcalde Fernando Paredes,  exigió adjurar  de lo afirmado, pues,  le estábamos oscureciendo su proyecto estrella. Desgraciadamente no hubo ni unanimidad  ni voluntad para seguir defendiendo una convicción, era nuestra porfía fundada en la razón.

Con tristeza hoy verificamos, como la soberbia de una autoridad, lleva a toda una comunidad de personas a una frustración colectiva. El  Informe Técnico  es lapidario, estuvimos y estamos muy lejanos a ser una ciudad que recicla su basura; dicha pretensión, sólo existió en el  imaginario de un estéril realizador.

* Columna publicada originalmente en octubre del año 2016.

 

Nota del Director:

Nuestro medio solicitó a Ramón Arriagada la autorización para reproducir esta columna aparecida en la prensa regional. En breve conversación con nosotros el autor de la crónica, nos expresó:
«Los días y esa columna me traen malos recuerdos. Yo, era dirigente de la Cámara de Comercio y me dieron la responsabilidad de atender la denuncia de un particular sobre como Aguas Magallanes, tenía muy descuidado el curso de agua, de donde se extraía el agua potable para los natalinos. Me acompañó en la visita al lugar el denunciante y un ex ingeniero de la empresa en juicio. Comprobamos el descuido de las instalaciones, habían despedido al encargado de vigilar el cauce, quedando abandonada en el lugar la casa donde habitaba el funcionario. Aprovechamos de visitar por curiosidad las instalaciones de las obras del Relleno Sanitario en construcción. Con estupor nos dimos cuenta que las piscinas del relleno estaban en la dirección de un cauce de aguas que iba a dar al río que habíamos visitado.
Por esos días se celebraba el Día Mundial del Agua y entregué el texto de la Declaración, alertando sobre lo que había visto de Aguas Magallanes y del Relleno Sanitario. La declaración apareció recuerdo que en El Natalino.
Se nos vinieron todos encima. El alcalde Paredes llamó a los dirigentes de la Cámara y exigió un desmentido público. Yo estaba en Santiago por cuestiones comerciales. Pero me informaron que los dirigentes intimidados por Paredes habían abjurado de la Declaración. Aguas Magallanes, influenciada por la autoridad municipal, también reaccionó. A raíz de la columna que ustedes reeditan, la constructora del Relleno, en una declaración en el diario El Magallanes prometió querellas en mi contra.
Ahí comprobé lo fuerte que era la maquinaria castigadora de Paredes. En principio me sentí muy solo. Pues hasta la institución a la cual  yo  pertenecía me daba vuelta la espalda. Felizmente tuve el apoyo espontáneo de tres consejeros regionales: Antonieta Oyarzo, Miguel Sierpe y Dalivor Eterovic.
Soy un convencido que Fernando Paredes con su ambición personal le hizo muy mal a la política y al progreso de Puerto Natales. Bueno, y Aguas Magallanes, que fue muy complaciente con Paredes, deberá ir pensando en buscar un nuevo cauce para alimentar de agua sus instalaciones. Tal vez será en definitiva el Lago Balmaceda, claro que ellos tendrán que financiar la conexión. Aunque le van a exigir al Estado pagar los costos».
Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias