• 19 de mayo de 2024

Agrupación "Gente de Mar" espera que para Semana Santa puedan vender pescados y mariscos en sus propios locales

Compartir Noticia
Como ha sido la tónica cada cierto tiempo se reanuda el optimismo de que por fin de se puedan utilizar las instalaciones de la sede “Gente de Mar”, donde se considera el funcionamiento de un Centro de Ventas de productos del mar, gestionado por los socios de la mencionada entidad. Así por lo menos lo ve el presidente de la agrupación, Reinaldo Caro, quien recientemente manifestó que esperan para Semana Santa, el recinto pueda tener subsanado y resuelto el tema de la habilitación de una rejilla en el piso para evacuación de líquidos de cada local y la instalación de un canalón, esto con el apoyo y gestión municipal. Pero esta historia tiene más ingredientes, algunos desconocidos para la gran mayoría de la gente, relacionados con la empresa adjudicataria de la licitación, se trata de la Sociedad Comercial y Constructora Eduardo Subiabre Ltda., Rut 76.229.219-1, que como empresa, ya no existe. Su lugar lo tomó Australed y es la que figura en Mercado Público, pero no fue la que firmó el contrato de adjudicación para la Construcción de la sede Gente de Mar, el 23 de Agosto del año 2018,como figura en el documento adjunto, por un monto de $314.113.679,  con cargo al FNDR. CONTRATO_GENTE_DE_MAR   A su vez, Australed es adjudicataria de por lo menos 4 a 6 obras en Natales sobre las cuales tampoco existe demasiada claridad. En relación a los 10 locales para el expendio de pescados y mariscos que debieran funcionar en esas instalaciones, con posterioridad al término de las obras, se determinó que se requería la habilitación de sumideros para evacuar los líquidos en cada uno de los puestos de venta. Lo curioso de todo es porqué esto no lo definieron con el diseño del proyecto en un principio y a medida que se iba implementando, no cuando ya estaba terminado, por lo que nos surgen varias dudas, de si efectivamente esas instalaciones cuentan con una red de alcantarillado que esté operativa y que cumpla su propósito o habrá más sorpresas que van a salir en el camino. Con ese objetivo llamaron a una licitación de alrededor de $2 millones 600 mil pesos , la que al asumir la nueva administración, declararon desierta, ya que se presentó un solo oferente y este no se ajustó a las bases de la licitación. Así las cosas, El Tirapiedras estuvo en el lugar recientemente. Nos encontramos con el pasto alto, un letrero de obras semicaído, el local cerrado, donde denota que hace bastante tiempo no van a darse una vuelta.
Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias