• 24 de julio de 2024

Alerta desde el Congreso: Diputado advierte posibles ilícitos en caso caducidades salmoneras

Compartir Noticia

Diputado Jaime Sáez, de la Región de Los Lagos,  habló de posibles ilícitos con respecto a  concesiones salmoneras en causal de caducidad, que por más de una década no han sido tratadas e hizo un llamado al Congreso de la República

Diputado señala que caso de concesiones salmoneras en causal de caducidad podrían constituir ilícitos: "Por más de una década no han sido tratadas"

"Estamos hablando de la defensa del mar chileno que nos pertenece a todos y a todas, y ante esa situación no podemos omitirnos", indicó el parlamentario.

En una intervención destacada en la Cámara de Diputados, el legislador Jaime Sáez expuso una preocupante realidad en el mar chileno. Según informó, más de 90 concesiones salmoneras podrían encontrarse ilegalmente en situación de caducidad, evidenciando una falta de acción por parte de los organismos estatales.

El diputado hizo hincapié en la gravedad de la situación, describiendo la colisión de intereses entre la industria salmonera por una parte y por otro,  la conservación del ecosistema patagónico, los pueblos originarios y la pesca artesanal, entre otros actores.

Sáez instó al Congreso a tomar medidas serias y afrontar un problema que ha persistido durante más de una década, amenazando la integridad del mar chileno, un patrimonio de todos.

Ver video con la intervención del diputado Jaime Sáez

Intervención de diputado

Transcripción:

En el mes de junio del año 2022, la Fundación Terram presentó tres escritos ante la subsecretaría para las Fuerzas Armadas sobre denuncias de hechos configurativos de causal de caducidad del artículo 142 letra e de la Ley General de pesca y acuicultura. Esto respecto de cerca de 700 concesiones de salmonicultura emplazadas entre las regiones de los lagos, aysén y Magallanes, tanto dentro de áreas protegidas marinas como también fuera de ellas.

De este total, alrededor de 17 concesiones nunca iniciaron operaciones en la región de Los Lagos, 70 de ellas no iniciaron operaciones en Aysén y 10 en la región de Magallanes. Por lo tanto, hay 97 concesiones que nunca jamás han operado y que de acuerdo a la legislación vigente, deberían ser caducadasA la fecha solo ha existido respuesta respecto de 5 concesiones. A partir de este hecho, la referida fundación presentó 3 recursos de reposición con recurso jerárquico en subsidio respecto a las resoluciones exentas número 1440 del año 2023, número 4582, también de 2023 y número 5351 del mismo año. A la fecha, ninguna de estas denuncias ni recursos han sido resueltos. Es por esto, que solicito que se pueda oficiar a la Subsecretaría de las Fuerzas Armadas para que informe sobre el estado actual de tramitación de estas denuncias y de los recursos de reposición recién mencionados y la posible fecha de resolución en ambos casos.

Solicito, además, a la Subsecretaria para las Fuerzas Armadas que informe bajo que fundamento legal aquellas concesiones que se encuentran actualmente en situación de caducidad no han sido caducadas. Dicho lo anterior, la misma Fundación Terram ingresó el 26 de septiembre del 2022 ante la Contraloría General de la República, un escrito en el cual se solicitó realizar una auditoría para determinar la legalidad de los actos y omisiones denunciadas respecto de 280 concesiones que habrían incurrido en causal de caducidad al interior de áreas protegidas, como también posibles responsabilidades administrativas asociadas a ella.

En función de esto, solicito que se pueda oficiar a la Contraloría General de la República para que informe si es que se ha efectuado o no dicha auditoría y en caso de que así sea, que informe las conclusiones a las cuales arribó.

La situación que ocurre es sobre el mar chileno, en el sur del país. Es del todo grave. Estamos hablando mayormente de territorio fragmentado de un maritorio que además tiene una fuerte característica insular de fiordos, canales, en definitiva, de un mar interior con una capacidad de carga bastante limitada. Y, donde están colisionando desde hace bastantes años por un lado, el legítimo interés y afán de lucro de empresas, en este caso salmoneras. Por otro lado, el interés de quienes deseamos conservar los mares de la Patagonia de manera lo más prístina posible, un ecosistema lo más sano posible. También colisiona con el interés de pueblos originarios con el interés de la pesca artesanal y otros intereses industriales.

Este problema  de distribución del espacio donde los organismos del Estado no hacen su trabajo, no en el último año en los últimos 2 años, por más de una década, por más de una década se viene reclamando la relocalización de determinadas concesiones acuícolas, las cuales han avanzado de manera ostensiblemente e impresentablemente lenta.

La falta de coordinación entre los organismos públicos se traduce en la destrucción de ecosistemas. Y es más, este congreso no ha hecho nada al respecto. Estamos hablando de posibles ilícitos. Concesiones salmoneras en causal de caducidad que por más de una década no han sido tratadas. Por lo tanto, hago un llamado a que el Congreso se tome este tema en serio. Estamos hablando de la defensa del mar chileno que nos pertenece a todos y a todas, y ante esa situación no podemos omitirnos.

 
Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias