• 29 de mayo de 2024

Aumento en el consumo de alcohol y drogas durante pandemia COVID-19: Una pandemia entre paredes

Compartir Noticia

Fuente: www.ElUniversal.cl 

El trauma social que se está viviendo a propósito de la pandemia COVID-19 y el tener que hacer cuarentena (voluntaria u obligatoria) propicia un contexto que genera distintas condiciones que favorecen el aumento del consumo de alcohol y drogas. Es así que, en el contexto terapéutico es posible visualizar problemáticas que van desde el inicio del consumo exploratorio; hasta el padecimiento de dependencias que antes no se tenían. 

Muchos son los factores que trae consigo vivir en contexto de pandemia; incertidumbre respecto de la salud, de la situación laboral y financiera, de la realización de proyectos planificados con antelación, de cómo organizar la vida familiar, etc. Lo que ha generado que la mayoría de las personas perciban su estabilidad, rutina, cotidianidad y, en definitiva; sus vidas, como amenazadas, desencadenando en algunas de ellas; síntomas de estrés, ansiedad o depresión. Lo que se ha relacionado con el aumento del consumo de alcohol y drogas como una forma de aliviar el malestar generalizado, como un intento de “desconexión” de “evadir la realidad”, (malestar que hoy está siendo excesivo).

Una de las problemáticas que deviene del consumo de alcohol y drogas, es justamente alcanzar los efectos que se quiere obtener; a saber: alivio de malestar físico o psicológico, disminución de ansiedad, desconexión o evasión de la realidad, mejorar el estado de animo, vivir experiencia de satisfacción, etc. Puesto que, es a partir del alcance de dichos efectos que se podría generar un abuso de la sustancia o exponerse a una dependencia. De allí, la importancia de analizar el aumento del consumo de alcohol y drogas en contexto de COVID-19. ¿Será que el contexto actual posibilita ciertas condiciones que favorecen el aumento del consumo de alcohol y drogas? ¿estas condiciones podrían favorecer el aumento de otras conductas que pudiesen generar una adicción o dependencia?. 

Pues bien, efectivamente, el contexto actual está generando condiciones que favorecen tanto, el aumento del consumo de alcohol y drogas, como de otras conductas adictivas, como lo son: incurrir en la automedicación (principalmente ansiolíticos), aumentar el consumo de juegos de videos, apuestas online, y pornografía, (por normar las más conocidas). Se podría pensar que el cambio de rutina, de hábitos, de prioridades, de obligaciones habituales y la restricción en cuanto a la participación social se ha traducido en “tiempos libres”, “aburrimiento”, “desmotivación” y “procrastinación” lo que ha llevado a las personas incurrir en estas drogas comportamentales. 

Otra situación que deviene del contexto actual y que se ha podido visualizar en terapia es el sobreabastecimiento. “La sensación de caos y aislamiento” ha generado en muchos sentidos la necesidad de sobreabastecerse de víveres, de útiles de aseo, de productos de primera necesidad y… de drogas y alcohol. Situación peligrosa para quienes tienen una adicción puesto que se facilita el aumento de la frecuencia y cantidad del consumo. 

Muchos son los desafíos que conlleva hacerse cargo del aumento del consumo de alcohol y drogas en medio de una pandemia. Desafíos tanto para la persona que padece la adicción, como para el profesional que la trata. Es un contexto inédito y por lo mismo, se requiere re-pensar y re-estructurar “el espacio terapéutico” en función de la continuidad del tratamiento, de la adherencia y de la mejoría de quien consulta. Y es en este escenario de aislamiento social, de cierre de centros de salud mental, de reorganización, que se erige como fundamental la “teleterapia”. Una herramienta que ya se venía utilizando por sus múltiples beneficios (acceso a terapia desde lugares remotos, continuidad de tratamiento por cambio de ciudad, mujeres que se encuentran en periodo de postparto, personas que tienen limitaciones para trasladarse, etc.) pero que hoy en día ofrece un escenario fundamental para no descuidar la salud mental, más aún, considerando el contexto actual  donde la salud mental se considera primordial para poder hacer frente a los desafíos que este nuevo escenario presenta. 

Alejandro Nachari Gelfenstein.  Psicólogo clínico. Especialidad en adicciones.  +569 989 530 36

Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias