• 3 de diciembre de 2022

Contraloría realizó diversas observaciones al colector de aguas lluvias de calle Piloto Pardo las cuales no fueron subsanadas

Compartir Noticia

Como una serie televisiva que va con varias temporadas en cartelera, de eso se trata la construcción del colector de aguas lluvias de Calle Piloto Pardo (obra adjudicada el 17 de agosto del año 2018), por $429.040.220  IVA incluido, con un deficiente y lento manejo municipal en el tema. Gobierno Regional y el Serviu, pese a los múltiples oficios, informes y advertencias hacia la municipalidad de Natales (quien actúa como unidad técnica del proyecto), no lograron que se corrigieran las múltiples observaciones respecto a retrasos, incumplimientos, terminaciones de obras, calidad de pavimento, fisuras en el empalme del colector, etc. Esto, agotados los plazos y 13 meses transcurridos desde la recepción provisoria de obras. Con esto también se está contraviniendo lo que plantean las bases administrativas que regulan la mencionada licitación y contrato. ( Cabe agregar que la segunda empresa seleccionada en el proceso licitatorio del colector fue Australed, quien se presentó con un monto inferior al adjudicado a Cuevas).

Ya en abril del año 2020, el ex intendente José Fernández, había recurrido a Contraloría por una serie de atrasos y deficiencias en proyectos ejecutados en Natales como es el caso del colector de aguas lluvias. Como dato freak, el alcalde Fernando Paredes se dio el gusto de señalar el desconocimiento de estas presentaciones realizadas por la ex primera autoridad regional, no se sabe a ciencia si en un intento por bajarle el perfil al tema o fruto de alguna rencilla anterior con el ex intendente. Lo cierto es que el oficio existe por parte de la primera autoridad regional y marca un quiebre en la relación de Fernández, vinculado a RN y Paredes, presidente regional de la UDI.

Retrocediendo en el tiempo, exactamente  dos  años atrás (mayo 2019), fueron los propios vecinos de calle Piloto Pardo quienes preguntaban qué había pasado con los 29 arranques nuevos que supuestamente iban a instalar en el sector asociado con el mismo proyecto del colector y que tan bien habían promovido entre ellos No hubo ninguna respuesta oficial, más bien un largo silencio. Lo cierto es que el informe de Contraloría señala que se rebajaron esas partidas, por obras que no se ejecutaron.

El informe de Contraloría

La investigación llevada a efecto por la Contraloría Regional de Magallanes, Informe 762/2020, establece en su parte medular como principales hallazgos y conclusiones respecto del colector de aguas lluvias, que (reproducimos el texto completo) «Se advirtió que en relación con el proyecto “Construcción colector aguas lluvias calle Piloto Pardo”, la Municipalidad de Natales no cuenta con la aprobación de las modificaciones realizadas al proyecto, tanto por parte del Servicio de Vivienda y Urbanización como del Gobierno Regional, ambos de la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena, cambios determinados por la inspección técnica de la obra que vulnera el principio de estricta sujeción a las bases, establecido en el artículo 10, inciso tercero, de la ley N° 19.886, de Bases sobre Contratos Administrativos de Suministro y Prestación de Servicio.
Además, no acreditó la corrección de las observaciones realizadas respecto de la falta de término de partidas, detectadas por el GORE Magallanes al momento del término del plazo contractual, ni de las formuladas por el SERVIU Magallanes, entre ellas la inscripción por parte del
adjudicatario en el Registro Nacional de Contratistas del Ministerio de Vivienda y
Urbanismo.
Todo lo anterior no da cuenta de la subsanación de las observaciones ni de la conclusión del contrato en los términos que las bases administrativas y normativas correspondientes establecen, por lo que ese municipio deberá acreditar y documentar en el Sistema de Seguimiento y Apoyo de este Organismo de Control, de conformidad con lo establecido en el oficio N° 14.100, de 2018, de esta Contraloría General, las autorizaciones necesarias para cada modificación efectuada en el referido contrato y de, este modo dar buen término administrativo al proyecto, para lo cual dispone de un plazo de 60 días hábiles, contado desde la fecha de recepción del presente informe.
Lo resultados antes señalados, entre otros, serán parte del procedimiento disciplinario que realizará esta Sede Regional, con la finalidad de establecer las eventuales responsabilidades administrativas que pudieran derivarse de los hechos observados».

El contratista no estaba inscrito en el registro nacional

Contraloría, en el texto precedente, constató que Jose Cuevas no estaba inscrito en el  Registro Nacional de Contratistas del Ministerio de la Vivienda.

El municipio al ser requerido por está materia, argumentó que se consideró para la adjudicación del contrato el certificado de vigencia  de Cuevas en el registro nacional de obras menores.
No obstante esto, Contraloría insistió que para este tipo de obras se requiere la inscripción en el Registro Nacional de Contratistas del Minvu, (RENAC), esto dada la naturaleza de la obra, por cuanto los SERVIU Regionales tienen el control sobre este tipo de obras y construcciones. Al adjudicarse la obra a Cuevas, se contravino la normativa vigente, advierte Contraloría.

Por otro lado, en el período posterior, el contratista citado, no subsanó el reparo realizado por el ente contralor y en el período de vigencia del contrato de obras, Cuevas no regularizó su inscripción en el registro nacional.

El misterio de las bombas sumergibles

Pero en la serie televisiva del colector de calle Piloto Pardo faltaba un dato. Y este viene dado y quedó de manifiesto con la última gran lluvia en Natales, que como era de esperar inundó el area de calle Piloto Pardo y sector adyacente.
De acuerdo a nuestras fuentes, lo que desconocíamos era que habían fallado las bombas sumergibles que se hallaban en los sumideros del lugar y que, por tanto, a eso se debe que se haya inundado el sector señalado.
¿De dónde salieron las bombas sumergibles? ¿Estaban incluidas en el proyecto original?…
Alguien muy perspicaz preguntó: ¿Pero, se supone que la función del colector por si mismo es evitar que el área se inunde?… Queda sin resolver el misterio de las bombas sumergibles y la no funcionalidad del colector…

El desahogo y molestia de un concejal

Como cierre de esta nota, recordamos que fue el concejal Daniel Córdova, quien manifestó en sesión de Concejo Municipal su malestar respecto a una serie de situaciones vinculadas a obras ejecutadas por la empresa constructora de José Cuevas y que tuvo a su cargo.
Dejamos el enlace para que revisen esta nota.

«Me tiene lleno», la honesta y franca respuesta del concejal Daniel Córdova ante consulta respecto de dueño de empresa constructora de Natales

M.O.O.-

Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias