• 24 de julio de 2024

¿Datos reales o discurso del miedo?

Compartir Noticia

La ex seremi de Bienes Nacionales del gobierno de Piñera  en la región de Magallanes, Francisca Rojas Philippi, actual Gerenta General de la Asociación de Salmonicultores de la austral región,  se despachó recientemente con varias afirmaciones las cuales revelan una clara intención de producir alarma pública  y subir la temperatura del conflicto que mantienen con el gobierno, por que es claro que ellos representando intereses corporativos y empresariales se mantienen en disputa con el gobierno del presidente Boric.

Rojas, dijo entre otras cosas que: “Es preocupante que Conaf no tenga claridad sobre las consecuencias del plan de manejo. De hacerse efectivo, la industria del salmón paralizará las inversiones, reducirá las contrataciones y luego abandonará la región, con todo lo que ello conlleva” agregando que  “esto es una señal más que no se ha realizado un estudio acabado sobre las implicancias de esta política pública”. Sobre la misma materia  y el virtual cierre de la industria salmonera en Magallanes, ahondó “nuestra proyección es que las concesiones vigentes al interior de la Reserva  (Kaweskar), teniendo en cuenta el régimen de producción establecido en la normativa de 33 meses de operación por 3 de descanso, alcanzarán en los próximos años a realizar sólo 5 ciclos (siembras), lo que hace injustificable cualquier inversión. Por otra parte, las solicitudes en trámite serán rechazadas y si una empresa requiere hacer una modificación a su proyecto técnico de producción, tampoco tendrá éxito.”  

https://www.salmonexpert.cl/conaf-kawesqar-magallanes/es-preocupante-que-conaf-no-tenga-claridad-sobre-las-consecuencias-en-la-salmonicultura/1772590  

Pues bien, no hay que ser muy lúcidos para colegir  de estas declaraciones,  cuáles son los pasos que siguen en una escalada que va en ascenso.

En relación a este punto, el médico veterinario y director del Centro Ecoceanos,  Juan Carlos Cárdenas, entregó un resumen muy esclarecedor respecto de la dinámica en la cual se encuentran embarcados  los industriales salmoneros: 

La agenda política 2024 de la Republiketa Salmonera

Según el Centro Ecoceanos, la acusación de la industria salmonera es parte de la implementación de la agenda corporativa de intimidación política, comunicacional y social que inició este gremio en mayo del 2023, durante la discusión parlamentaria que creó el Sistema de Biodiversidad y Áreas Protegidas del Estado (Ley SBAPs).

En ese entonces los industriales del salmón comenzaron una masiva difusión de fake news que acompañaron con manifestaciones callejeras de trabajadores de sus factorías, para presionar tanto a parlamentarios, autoridades regionales, como a la ministra de Medio Ambiente, Maisa Rojas.

Según Juan Carlos Cárdenas, director del Centro Ecoceanos, “la denuncia de los empresarios salmoneros contra CONAF, Pew Charitable Trust y la Universidad Austral, es parte de una estrategia de amedrentamiento político, legal y comunicacional con la que intentarán controlar la elaboración gubernamental el Plan de Manejo de la Reserva Nacional Kawésqar y eliminar la resistencia de las comunidades de pueblos originarios y organizaciones socioambientales en los territorios del Wallmapu y del Kawesqar Waes”.

Para el director de Ecoceanos esta campaña de amedrentamiento político-comunicacional tiene como objetivos estratégicos:

  1.  Impedir o negociar la salida de 416 centros salmoneros industriales que operan irregularmente al interior de parques nacionales y áreas protegidas,
  2.  Bloquear la caducidad de 457 concesiones salmoneras que violan la normativa acuícola,
  3.  Condicionar la aplicación de la Ley 21.600 (Ley SBAP),
  4.  Modificar la ley Lafkenche (Ley 20.249),
  5.  Impedir la entrega de solicitudes de Espacios Marinos Costeros de Pueblos Originarios (EMCPOs),
  6.  Eliminar la denominada “permisología” estatal modificando la legislación ambiental,
  7.  Intervenir en la elaboración de planes de manejo de las reservas nacionales, y
  8.  Continuar negociando con funcionarios gubernamentales los textos de las nuevas leyes de pesca y de acuicultura”.

Así, en línea y sintonía con esto último, Francisca Rojas  no hace sino a amplificar el discurso del miedo, al difundir un eventual cese de la actividad acuícola en Magallanes, jugando con el imaginario colectivo,  en un escenario económico internacional  complejo  y donde internamente las tasas de desempleo son mayores a la de la región austral. 

Evidentemente, con este tipo de informaciones, se está generando un clima hostil y azuzando a los trabajadores, quienes se movilizarán para defender sus  fuentes laborales a la par que los industriales, en último término y en el peor de los escenarios, no dudarán en mover sus capitales a lugares donde les den garantías jurídicas por la eternidad e inmodificables y donde los controles y regulaciones sean los mínimos -o no existan- con el objeto de maximizar sus ganancias.

Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias