• 29 de septiembre de 2022

El caso de un conocido empresario natalino. CRUEL COBRANZA; LOS BANCOS TE PERSIGUEN HASTA LA MUERTE

Compartir Noticia

La verdadera cara de los Bancos, la conocieron los lectores del diario La Prensa Austral, que la semana pasada publicó por tres días sucesivos un extracto donde aparece la demanda del “Banco Chile con Godoy”. El banco de la familia Luksic, persigue en su publicación, la deuda dejada por el conocido y estimado empresario natalino Arturo Godoy Fernández, quien falleciera tempranamente el 24 de julio de 2018, producto de una cruel enfermedad.

Desaparecido el titular de la deuda, la notificación va dirigida hacia la viuda de Arturo y los cuatro hijos. Es un extracto que prácticamente llena una hoja completa del diario. Hasta el lector más desapercibido se detiene a leer. Un abogado, consultado sobre esta verdadera humillación a la familia del deudor, nos explica que este tipo de escarnio se usa cuando han fallado todas las posibilidades para notificar a un implicado.

No dudamos,  para la gran mayoría de las personas con un mínimo criterio, estas publicaciones- alimento para el comidillo- en época de redes sociales e información digital, están fuera de tiempo y espacio. Vienen de la época medieval, cuando estos avisos, se colocaban en los árboles de las plazas, para producir un efecto en los acusados por deudas.

Quienes conocen el sistema bancario, saben que los bancos, en esto de rehacerse de las platas adeudadas, saben; es su negocio. El paso siguiente debería haber sido ejecutar las garantías.  Al tratarse de un crédito hipotecario, hacer valer el seguro de desgravamen; cubre el saldo insoluto de la deuda “en caso de que mueras antes de pagarlo completo”. Pero al parecer y por el tenor de la publicación, nada de ello hubo.

Entonces usan estos avisajes, que dejan sin posibilidad de defensa a los supuestos deudores, además de expuestos al juicio público.  Hay implicada gente joven, como los hijos, que quieren salir adelante.  Además, una madre y hermanos, que deben estar sufriendo por el protagonismo de un ser querido que desearían esté descansando en paz. 

 

Por: W.S.

Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias