• 5 de julio de 2022

El Rock nunca morirá en Puerto Natales

Compartir Noticia

El regreso del Rock en vivo a Puerto Natales se concretó el sábado 7 de mayo día en que se realizó el “Aonikenk Rock Fest I” el primer evento masivo en más de dos años, fue producido por la agrupación “Bufalos Mojados” que ya tienen una vasta experiencia con recitales a lo largo de estos años y patrocinados por la Municipalidad de Puerto Natales.
La banda que dejó encendido el fuego fue Ayekan, una agrupación oriunda de Ultima Esperanza que cultivan un Rock Pesado básico pero con buenas ideas, pero supieron manejar a un público que estaba impaciente de volver a escuchar música en vivo a un fuerte volumen y que deseaban ver las performances de las bandas sobre el escenario del Aonikenk, el público en su gran mayoría era de Punta Arenas y de la vecina república Argentina de Río Gallegos, la siguiente banda era de Puerto Montt y se llamaba Enteogeno, ellos practican un Rock pesado que suena a tormenta, a lluvia del sur valvular, su vocalista es poderosísima, su base rítmica demoledora y su guitarra que arrastra riff de ultratumba no dejaron títere con cabeza, luego sube al escenario Camino de Tierra y nos deleitó con su Rock peligroso y quilombero que logra despertar a quien cae en la batalla, su puesta en escena fue avasalladora, sus temas ya son himnos que y transformaban al gimnasio del Club Esmeralda en un karaoke gigante, el cierre fue con Hielo Negro que nos mostró de que el Rock sin preservantes es la cura para muchos males, nuevamente el karaoke gigante, el mosh y el pogo se tomaron el lugar, ver las caras de alegría de la gente sinceramente fue gratificante, la noche fue perfecta y se confirmaba de que el Rock nunca morirá en Puerto Natales.
Muy buen marco de público y mas que un recital fue un ritual al cual asistimos en el cual vas a llenarte de energía y a botar todo lo malo, te reencuentras con amigos, enemigos, músicos, charlas, te desahogas, sinceramente fue un lindo lugar, un oasis en medio de tanta basura en que vivimos.
Dedo para arriba para la organización, la Municipalidad, las bandas y para los asistentes.
Espero que este sea el inicio de un gran camino para el Aonikenk Rock Fest.
Lo que más rescato es que de una u otra forma algo cambio en Puerto Natales, hoy se ha generado una alianza estratégica que hace unos años era impensable entre una organización que trabaja por el Rock y con el poder, eso es muy positivo y se agradece.
Siento que después de haber vivido tan sublime noche se reafirma una vez más de que el Rock jamás morirá en Puerto Natales.

Por: Juan Salvador Miranda

Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias