• 4 de febrero de 2023

Elección presidencial estadounidense

Former Vice President Joe Biden and Senator Kamala Harris speak on September 12, 2019, in Houston, Texas, after the third Democratic primary debate of the 2020 presidential campaign season hosted by ABC News in partnership with Univision at Texas Southern University in Houston, Texas. – Biden named Harris, a high-profile black senator from California, as his vice presidential choice on August 11, 2020, capping a months-long search for a Democratic partner to challenge President Donald Trump in November. (Photo by Robyn Beck / AFP)

Compartir Noticia

Por Juan Morano C.

Tenía dudas sobre que escribir esta semana, la pandemia y nuestra situación en Magallanes, el actuar de las autoridades del sector, los contagios en la Salud Primaria, en el Hospital Clínico de Magallanes, en Porvenir o en las empresas del rubro construcción, marítimo, pesquero y acuicultor, ya han sido tratados en profundidad antes por muchos de quienes escribimos estas columnas de opinión, sólo me resta desear una pronta recuperación a los y las enfermos, y sólo me motiva para hacer una vez más un llamado a cuidarse, a usar la mascarilla, a lavarse las manos, a salir sólo lo realmente necesario, ya que nadie más hará lo que cada uno de nosotros debe hacer, cuidarse.

Las elecciones de noviembre en los Estados Unidos de Norte América, están cumpliendo en estos días uno de sus ritos, como lo es la Convención Demócrata para proclamar a sus candidatos a la Presidencia Joe Biden y su compañera de fórmula Kamala Harris a la Vicepresidencia.

Por cierto que ciudadanos comunes y corrientes, se han visto junto a líderes locales y comunitarios, de los grupos LGBT, de los pueblos originarios de Norte América, migrantes llegados desde todo el mundo paraconstruir su hogar en EE.UU., líderes religiosos, gobernadores, alcaldes, congresistas, ex vicepresidentes y presidentes, competidores de las primarias, hasta republicanos, han intervenido llamando a apoyar a suscandidatos.

Para un espectador como yo, se ve tan diverso el cuadro, tan integrador, que sorprende que pueda existir algo que aglutine y amalgame tan gran diversidad, sólo entendible, desde nuestra óptica por una gran amenaza a su forma de vida, a su nacionalidad, a su ordenamiento jurídico y constitucional.

Me remeció escuchar a Kamala Harris decir “Acepto la nominación a la Vicepresidencia de Estados Unidos, comprometida con los valores que mi madre me dio», y que con Joe Biden comparte «una visión de nuestro país transmitida a través de generaciones de estadounidenses. Visión de nuestra nación como una Comunidad Amada, donde son bienvenidos todos, no importa nuestra apariencia, de dónde venimos o a quién amamos. Un país donde puede que no estemos de acuerdo en todo, pero donde estamos unidos por una creencia fundamental de que cada ser humano es de un valor infinito, y merece compasión, dignidad, respeto». Esto es declarar el respeto a la persona humana en forma integral, sin diferencias antojadizas y arbitrarias.

Por su parte el past Presidente Obama, desde un emblemático Museo de la Revolución en Filadelfia, algo que explica la gran diversidad tras Biden, decía «Este Gobierno ha demostrado que derribará nuestra democracia si eso es lo que hace falta para ganar» Trump «confía en hacer que sea lo más difícil posible que se vote en los comicios”, agregó que Ustedes, los NA no pueden permitir que «les quiten la democracia».

Señaló que «Nunca esperé que mi sucesor aceptara mi visión o continuara con mis políticas. Esperaba, por el bien de nuestro país, que Donald Trump pudiera mostrar algún interés en tomarse el trabajo en serio (…) Pero nunca lo hizo”

Él «No ha mostrado ningún interés en tratar la Presidencia como algo diferente a un ‘reality show’, que puede usar para obtener la atención que ansía. Donald Trump no se ha adaptado al trabajo porque no puede. Y las consecuencias de ese fracaso son graves. Más de 170.000 estadounidenses muertos» por COVID-19”.

Cualquier parecido con nuestra propia realidad NO es mera coincidencia, hay personas que necesitan estar siempre y en todas, ya sea “inaugurar” una residencia sanitaria, o lanzar un puntapié de futbol, o prometer por enésima vez un tren a Melipilla. Nosotros, no podemos permitir más esto, por eso el 25 de Octubre, votando apruebo, empezaremos a escribir una Nueva Constitución, en democracia, con libertad, con integración de género y de pueblos originarios, diversa como es nuestro querido Chile.

Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias