• 4 de febrero de 2023

En el mes por el ¿Orgullo?..

Compartir Noticia

Asesinatos, golpizas, violencia intrafamiliar, discriminación del sistema de salud, son solo algunos de los espectros de atropello que como comunidad hemos enfrentado, en doloroso aumento, durante 2020 en Chile.
A 52 años de los hechos ocurridos en el bar “Stonewall Inn” de Nueva York, donde la violencia policial y el hostigamiento civil promovieron la primera organización de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, intersexuales, queers y más, en lucha contra la vulneración de nuestros legítimos, e históricamente basureados Derechos, el escenario a nivel mundial da señales confusas, en su mal entendida “inclusión” entre aberrantes hechos de discriminación sistemática.
En este contexto, nos violenta el oportunismo de un sinnúmero de marcas y empresas que hoy blanden los colores de la bandera de la Diversidad, sin hacerse cargo de sus históricos y conocidos episodios de discriminación. Nos perturba la indiferencia de todo el aparato estatal cuando de casos de violencia se trata: en Natales sigue latente el horrible ataque por lesboodio del 21 de abril contra una chica menor de edad, de nuestra comunidad y el silencio de la CORMUNAT ante hechos que afectaron a estudiantes, tanto víctima como victimario, por los que el sistema debería velar, al igual que los otros horribles casos, aún impunes en la región.
Hoy, en pleno proceso Constituyente, hacemos eco, y lo haremos una y mil veces, mientras une miembre de nuestra Comunidad se sienta vulnerade: somos disidentes porque históricamente la estructura patriarcal heteronormada de nuestra sociedad nos ha, no solo excluido, sino también pisoteado. Por ello, el ofertón de Sebastián Piñera respecto al Matrimonio Igualitario nos provoca un contundente rechazo, cuando particularmente su sector político sigue siendo responsable de un aparataje legal abiertamente discriminatorio y continúan promoviendo políticas públicas que jamás consideran la vulnerable realidad de nuestra Comunidad y sobre todo, cuando siguen impunes los grotescos casos de violación de Derechos Humanos con violencia sexual ejercidos contra mujeres y disidentes por parte de Carabineros y FF. AA. desde Octubre 19’.
Podríamos redactar un documento sinfín si tratáramos de resumir todos los casos que hoy nos indignan, pero como siempre, levantamos la frente, saldremos a las calles y apareceremos en cuanta instancia sea posible, con el fin de reivindicar nuestra posición en la sociedad: con tal de hacer “la revolución [y] pintar ese pedazo de cielo rojo, para que [todes podamos] volar”. La lucha, hoy, más que nunca sigue vigente.

Por Aldo M. Huaiquivil
Profesor de Historia, Geografía y Formación Ciudadana.
Activista por DIVERSINAT (Red por la Diversidad sexual Natales

Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias