• 4 de febrero de 2023

La indolencia del nefasto gobierno de Sebastián Piñera 

Compartir Noticia

Desde el día 03 de Marzo del año 2020 hemos escuchado a través de los medios de comunicación nacional, que cada una de las decisiones que adopta el Ministerio de Salud del gobierno de Chile, son estudiadas y consensuadas en la mesa técnica de Covid-19. Probablemente, usted estimado lector y quien le escribe, no tengamos las competencias académicas y, por ende, los conocimientos adecuados para tomar decisiones, pero si tenemos algo que se llama «Sentido Común» que actúa en consecuencia a una actitud RACIONAL.

Acompáñenme a ver esta triste historia de un profesional microempresario ligado al deporte y a la actividad física en la ciudad de Puerto Natales: 

  1. Un año cerrado el  gimnasio deportivo.
  2. Pueden abrir en fase 2 (día 24 de febrero del año 2021) pero con una serie de restricciones. Para esto, deben readecuar todo e invertir (¿de donde?) para cumplir los requisitos impuestos. 
  3. Reapertura cumpliendo al 100% todos los requisitos y protocolos. (Esfuerzo nivel Dios).
  4. Una semana y media después, “deben cerrar porque aumentaron los contagios en Santiago”. 

Fin.  

Los gimnasios somos seguros, somos salud! Lean un poquito! 

A pesar que la comuna de Natales se mantuvo en fase 3 por 6 meses, desde el mes de marzo a septiembre del año 2020, los gimnasios deportivos no pudieron funcionar, aún cumpliendo con las medidas sanitarias impuestas por la autoridad. Esto da cuenta que las autoridades locales no imponen fuerza en el discurso de igualdad de condiciones para los habitantes de su territorio, una vez más, Magallanes y su gente, han sido atropellados por el centralismo, en Santiago deciden por nosotros. Si Santiago está mal en sus tasas de contagio por Covid-19, todas las regiones del país también están mal. Si las tasas de contagio en Santiago están bien, ellos están bien y las regiones siguen mal. Esa ha sido la tónica del proceder del gobierno de turno.

Sin embargo, el discurso de las autoridades locales de turno adherentes al gobierno de Sebastián Piñera, los mismos que le consiguieron los votos, dirán que esta columna obedece a un ataque político, que está todo perfectamente bien, que debe existir empatía con la seguridad de la población. Todo esto, en desmedro de aquellas personas microempresarias que luchan día a día por salir adelante sin ningún tipo de protección económica a través de los programas de fomento productivo, destinándolos literalmente al empobrecimiento producto de la quiebra del emprendimiento que les da el sustento del día a día. 

No existen argumentos que sean válidos para objetar la falta de respeto en que ha incurrido el gobierno del presidente Sebastián  Piñera para con aquellas personas que destinan su vida al emprendimiento que les permite vivir, generar empleo y mantener a un segmento de la población con una vida saludable.

Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias