• 28 de septiembre de 2020

Megaplanta salmonera afecta el hábitat del cisne de cuello negro al sur de Puerto Natales

FUENTE: El Ciudadano

La pérdida y degradación de hábitat, las perturbaciones humanas y la contaminación son parte de los efectos que genera el proyecto industrial Planta Procesadora de Salmones Puerto Demaistre de Australis Mar S. A

Los pastos marinos forman praderas en ecosistemas costeros de baja profundidad. Contribuyen con la productividad biológica y la producción de oxígeno, y son consideradas especies claves para la mantención de la biodiversidad local. Generan estructuras que ofrecen alimento, hábitat y las condiciones necesarias para que otros organismos que crecen fijos en el fondo marino, que forman parte de la comunidad ecológica, desarrollen sus primeras etapas del ciclo de vida. Además, son sitio de resguardo para peces, moluscos y crustáceos, y a su vez, sustentan la vida de aves y mamíferos marinos.

Los pastos marinos contribuyen con el secuestro de carbono en rizomas y raíces, y otorgan estabilidad a los sedimentos, reduciendo la erosión. Los sedimentos estabilizados permiten una buena calidad y transparencia del agua. Además, la estructura tridimensional de los pastos marinos forma una barrera que disminuye la fuerza de las corrientes, protegiendo las zonas costeras. Se reconocen como bioindicadores de las condiciones ambientales y tienen un rol socio-ecológico y económico en los ecosistemas costeros. A pesar de su importancia, la superficie de praderas marinas en el mundo ha disminuido rápidamente en los últimos 60 años por las actividades antrópicas como el dragado, la acuicultura y el anclaje para embarcaciones.

*Imagen de Patagom-a

Continuar lectura Aquí

Megaplanta salmonera afecta el hábitat del cisne de cuello negro al sur de Puerto Natales

 

Más Noticias