• 17 de mayo de 2021

National Geographic y comunidades Kawésqar demandan el retiro de salmoneras de reserva nacional en la Patagonia

Compartir Noticia

Punta Arenas, 29 de abril de 2021.- Un nuevo informe elaborado conjuntamente por las comunidades Kawésqar por la Defensa del Mar y National Geographic y su iniciativa Pristine Seas publicado hoy recomienda al Gobierno de Chile no aprobar ninguna nueva solicitud para el cultivo de salmón dentro de la recién creada reserva nacional Kawésqar en la región de Magallanes, Patagonia chilena, y también la remoción de aquellas salmoneras que actualmente operan en esta área protegida.

El informe combinó el conocimiento científico y biocultural recopilado durante dos expediciones a la zona de los fiordos patagónicos que corresponde a territorio ancestral del pueblo Kawésqar o Kawésqar Wæs. La primera expedición, efectuada en febrero y marzo de 2020, incluyó a un equipo de científicos y documentalistas de National Geographic Pristine Seas, las Comunidades Kawésqar para la Defensa del Mar y el pueblo Yagán. Se llevaron a cabo varios estudios científicos utilizando el buceo y cámaras remotas para aguas profundas que registraron hasta 600 m para examinar un ecosistema único y en gran parte inexplorado. Las Comunidades Kawésqar por la Defensa del Mar realizaron la segunda expedición entre julio y septiembre de 2020, explorando y recopilando información de su pueblo en una porción de su vasto territorio, aplicando un enfoque biocultural.

“La salmonicultura es una amenaza grave al territorio ancestral donde hemos vivido por más de 6000 años. Nosotros somos parte de la tierra y el mar, pero sobre todo del mar, porque nos da el alimento para vivir, nos permite navegar y también porque ahí están los restos y memorias de nuestros antiguos que para nosotros son sagradas. Las salmoneras, con todos los daños que provoca, amenazan una vez más nuestra subsistencia”, señalaron las Comunidades Kawésqar por la Defensa del Mar y coautores del informe.

Las recomendaciones clave del informe para salvaguardar la naturaleza única e irremplazable del Parque Nacional y Reserva Kawésqar y la integridad biocultural del pueblo Kawésqar incluyen:

  • Prohibición de todas las actividades de alto impacto ambiental, especialmente la instalación de nuevos centros de cultivo de salmón dentro de la Reserva Nacional Kawésqar.
  • Definir un plan de cierre y retiro de las salmoneras que están actualmente operando dentro de la reserva nacional.
  • Que las medidas de conservación en esta zona respetan la unidad del territorio ancestral que no reconoce las divisiones entre el mar y la tierra.
  • Extender la figura de protección de Parque Nacional a las aguas de la hoy llamada “Reserva nacional Kawèsqar” para conformar un todo vital en equilibrio con el territorio y la actividad cultural.
  • Avanzar a una figura que otorgue incidencia y autonomía en cuanto a las decisiones que se adopten en el territorio respetando nuestro derecho de acceso y uso al mar y a cohabitar el territorio.

Alex Muñoz, director de National Geographic Pristine Seas para América Latina afirmó que “la reserva nacional Kawesqar tiene un valor ecológico y cultural enorme e irremplazable, pero que hoy está en riesgo porque permite actividades como la salmonicultura que tienen impactos severos y conocidos en el ecosistema. Su prohibición es la única manera darle un futuro a este tesoro natural y humano de importancia mundial”.

Además, recientemente se publicó en la prestigiosa revista científica PLOS ONE un nuevo estudio basado en la misma expedición de National Geographic Pristine Seas. Esta publicación describe cómo el área de la Reserva Nacional Kawesqar es un área de máxima prioridad para la conservación debido a su alto grado de endemismo, fiordos vírgenes, glaciares, bosques lluviosos templados, hábitats oceánicos y el campo de hielo más grande fuera de las regiones polares. Las principales amenazas a corto plazo son el cultivo de salmón y el cambio climático. El estudio también destaca cuán diversos son los hábitats existentes, desde las aguas protegidas alimentadas por extensos sistemas de glaciares hasta las áreas más expuestas del Océano Pacífico. El conocimiento tradicional del pueblo indígena Kawésqar, incluida la importancia de la conexión tierra-mar en la estructuración de las comunidades marinas, está fuertemente respaldado por los hallazgos científicos.

El estudio señala que la protección efectiva de esta región no solo es de importancia local, sino también global. Es el tercer reservorio de agua dulce más grande del planeta después de la Antártida y Groenlandia, respectivamente. Proporciona uno de los sistemas interconectados más extensos conocidos de bosques submarinos de macroalgas pardas, además de ser clave en el almacenamiento de CO2, ayudando a mitigar el impacto del cambio climático. El área protegida es importante por la existencia de especies migratorias y residentes que incluyen ballenas, orcas, delfines, elefantes marinos, leones marinos, aves, peces e invertebrados marinos. También alberga los hábitats más productivos de la región, debido a su alta incorporación de nutrientes del sistema montañoso, glaciares y corrientes oceánicas subantárticas. Al ser un refugio climático importante, apoya el equilibrio ecológico en el hemisferio sur y representa, a su vez, un área clave para salvaguardar nuestra seguridad alimentaria.

Las comunidades Kawésqar por la Defensa del Mar está conformado por las comunidades Ata’p, Residentes en Rio Primero, Inés Caro, y Grupos Familiares Nómades del Mar.

Fuente: www.RadiodelMar.cl

Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias