• 3 de diciembre de 2020

No todo lo que brilla es oro

Mejor podríamos estar si realmente las cosas se hubiesen hecho bien en la municipalidad de Natales, lamentablemente, no es así. Hoy día Puerto Natales, es una ciudad que esta siendo arrasada por la falta de planificación territorial, planificación que el mismo alcalde desistió, que inclusive contaba con la aprobación del Servicio de Evaluación Ambiental en el año 2008, tirando 100 millones de pesos a la basura, para comenzar uno nuevo, pero realmente eterno.

La industria salmonera se apodera, día a día, del territorio comunal, grandes bodegas de almacenamiento de alimento de salmón en el radio urbano y rural, camiones de alto tonelaje transitan por las arterias de la ciudad, costanera severamente afectada, litoral marítimo concesionado en la turística ruta 9 norte, donde el municipio tiene una actitud pasiva, la construcción de la planta de procesos de salmones más grande de Chile instalada en la capital del turismo de la Octava Maravilla del Mundo, donde se procesarán 66 mil salmones diarios, ubicada a tan sólo 150 metros de un loteo de conjuntos habitacionales, viviendas sociales que estarán construidas a escasos metros de la Planta de tratamientos de aguas servidas de la empresa Sanitaria Aguas Magallanes… ¿Usted se iría a vivir ahí?. Obviamente que la gente que necesita una solución habitacional deberá hacerlo sin mayores reparos, me imagino que el alcalde Paredes también lo haría, porque por algún motivo y lógica compró un terreno de 8 hectáreas como Entidad Patrocinante con tales condiciones para construir 318 viviendas sociales, y donde lo más grave de todo es que siempre se busca evadir la normativa ambiental por parte de un órgano de la administración del Estado como lo es la Municipalidad de Natales.

¿Sabe usted porqué ese terreno lo van a subdividir en dos paños de 4 hectáreas y en cada uno de ellos se construirán 159 viviendas?. Usted debe conocer que el reglamento del Servicio de Evaluación Ambiental, dice que para la construcción de loteos habitacionales en un terreno superior a las 7 hectáreas debe considerarse una Declaración de Impacto Ambiental. De igual forma, en el mismo reglamento dice que en caso de la construcción de conjuntos habitacionales de viviendas sociales, sobre 160 viviendas se debe hacer una Declaración de Impacto Ambiental, por lo tanto, ¿Cómo evitan esta declaración?. Construyendo sólo 159 viviendas, construidas en un terreno de 4 hectáreas.

Así evade la ley nuestra autoridad, «Todo está en regla», es necesario crecer, expandir el radio urbano de la ciudad, y olvidan que el Estado de Chile debe ser garante de la buena calidad de vida de sus ciudadanos cuando realiza una inversión de esta magnitud, que busca mejorar la condicion de vida de los integrantes de nuestra sociedad. Lo más probable es que si se solicitara una Declaración de Impacto Ambiental, esta sería desfavorable para la construcción de viviendas por las condiciones del entorno.

El tráfico marítimo incesante en el canal Señoret de barcazas que pareciera que se caen a pedazos producto de la corrosión, esa es la imagen de postal turística que tiene hoy Natales, no hay límites para la expansión de la industria salmonera. Sin embargo, de por medio existen varios auspicios para buenos espectáculos masivos…

Si hay que preguntarle a alguien cómo se desvaloriza y afecta el patrimonio turístico y cultural de un pueblo como Natales, esa persona debe ser, precisamente, el alcalde Paredes.

Por: Carlos Subiabre R.

*Imagen referencial

«Las opiniones vertidas en esta sección no representan nccesariamente el pensamiento de nuestro medio digital»

Más Noticias