• 7 de febrero de 2023

Opinión. La mejor arma de un sector de la derecha local: un pasquín de cuarta, misógino, mentiroso y que revela una absoluta miseria moral y ética

Compartir Noticia

A un sector de la derecha local -mezcla  de pinochetismo trasnochado y defensa a ultranza de la Constitución del 80- ya representa un problema mayor la Alcaldía Ciudadana. Acostumbrada a realizar siempre «buenos negocios» con el aval incluso de los gobiernos concertacionistas y qué mejor alumno que el ex alcalde Paredes quien fuera el promotor y albacea -cual Aitken chico-  de cuanta inversión y granjerías  obtenidas por estos sectores en la Provincia, ya sea en Cerro Castillo o Natales durante largos años.

Derrotados Paredes y Ana Mayorga, surge la piedra en el zapato que representa Antonieta Oyarzo, ligada al movimiento feminista, el ambientalismo y a una agenda ciudadana. Por ello es que los sectores retrógrados de Natales, ya se encuentran en campaña a un año y dos meses de gestión para desbancarla del  municipio de Natales (incluso ya han hecho circular algunos posibles nombres), y, para ello, que mejor que echar mano  a las redes sociales e implementar una estrategia de guerra sucia manejada por los rostros invisibles que mueven unas cuantas cuentas en Facebook, desde las que hacen correr toda suerte de medias verdades, injurias y cuanto pelambre barato escuchan de boca de sus «fuentes».
Efectivamente, cuando El Tirapiedras títuló una nota:

Lo Que Se Presumía Se Ha Confirmado: Ataques En Contra De Alcaldesa De Natales Provienen De Cuentas De Redes Sociales Ligadas Al Sector Del Ex Alcalde Paredes

https://eltirapiedras.cl/lo-que-se-presumia-se-ha-confirmado-ataques-en-contra-de-alcaldesa-de-natales-provienen-de-cuentas-de-redes-sociales-ligadas-al-sector-del-ex-alcalde-paredes/, es por que existían argumentos y evidencia suficiente para concluir que se estaba frente a una acción coordinada y sistemática proveniente de un sector de la derecha natalina, pero que salvo una crítica hecha pública por Paredes, luego se ha silenciado, para dar paso a un festival de mentiras, distorsión de la realidad, inventos y odiosidades esparcidas por las redes sociales.

Por ello, no es de extrañar, que hayan inventado un cheque que nunca existió o que luego dijeran que a la alcaldesa la aquejaba una dolencia por lo que viajaba frecuentemente a Santiago a realizarse un tratamiento médico.
En ese contexto, de una arremetida de un sector de la derecha local, también no deja de llamar la atención, que un concejal que salió electo con 368 votos, se haya erigido como el contralor mediático de la «Alcaldía Ciudadana», cuando en su caso particular, no se recuerda qué pelea diera en el período anterior y, ahora, haya arremetido con especial encono para «despejar dudas» en relación a gastos,  contrataciones y sueldos de esta administración municipal y de la Cormunat. Salvo que al mencionado concejal, lo mismo que al sector de la derecha aludida en la nota, se le olvidó que en democracia se respetan las formalidades y protocolos preestablecidos para que de esta manera funcionen los órganos colegiados, única forma de prever que los intercambios y disputas de puntos de vista legítimos no se transformen en barras de bar donde campea menos la inteligencia que el irrespeto y la fuerza bruta.

Razón tiene la alcaldesa cuando menciona el tema de género y mujer al momento de suspender la sesión nº 58. Cabe preguntarse, si al ex alcalde Paredes u otro «machito» lo hubieran interrumpido o cuestionado de la forma como sí lo hacen con la alcaldesa Antonieta Oyarzo. Legítima duda.

Por último, en relación a publicaciones realizadas en una cuenta de Facebook (un pasquín de cuarta  con autor plenamente identificado), donde atacan recurrentemente  al medio digital «El Tirapiedras» y al municipio natalino, solamente queda agregar, que no existe ni la más mínima comparación posible entre un medio serio, con argumentos y fuentes verificables y aquel pasquín que desde el anonimato sirve a oscuros intereses y, con seguridad, es generosamente financiado por un sector y figuras que todos conocemos en Natales.

Por: Ciudadano

Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias