• 4 de febrero de 2023

OPINIÓN. Malas noticias en el ámbito de la salud para Magallanes

Compartir Noticia

Hace ya un par de meses que veníamos alertando de una situación crítica, lamentable y penosa para un número importante de pacientes de cáncer en Magallanes, dentro de algunos meses deberán comenzar a viajar fuera de la región para continuar sus tratamientos producto del reemplazo del equipamiento de radioterapia del Hospital Regional, sumándose a quienes ya deben someterse a tratamientos por otros tipos de cáncer fuera de la región, así lo ha informado el Director del Servicio de Salud al Consejo Regional en reunión realizada en días pasados, es tan brutal y negativa esta noticia, que realmente produce indignación y resulta un atentado brutal al espíritu con que el Gobierno Regional de Magallanes se ha comprometido en financiar convenios de salud por más de una década con el Ministerio, las cifras de estos convenios son siderales, cientos de miles de millones de pesos, por lo que resulta una burla y una irresponsabilidad imperdonable para quienes debieran haber previsto esta situación.

El gobierno regional siempre ha establecido en los convenios firmados, que su espíritu y compromiso financiero tiene como objetivo fundamental, aumentar la resolutividad en nuestra región y evitar el desarraigo de los enfermos con sus hogares, especialmente en procedimientos y tratamientos que involucran un abandono de su hábitat normal. Los Gobiernos Regionales de todos los signos políticos, han hecho denodados esfuerzos para intentar que los magallánicos cada día deban depender en menor grado de prestaciones médicas fuera de la región, así el GORE concurrió con cuantiosos recursos para adquirir equipos solicitados por el mismo ministerio y voy a referirme al equipo de Braquiterapia y al Acelerador Lineal, que hoy debe reemplazarse por haberse cumplido su vida útil, en el primer caso, instalado el equipamiento, solo se realizaron tratamientos un solo año, para posteriormente dejarlo fuera de servicio. En el caso del acelerador lineal para el tratamiento de otros tipos de cáncer, el equipo lleva funcionando prácticamente desde que se echó a andar el nuevo hospital (poco más de 10 años); pues bien, ese equipo ha llegado al final de su vida útil, lo que significa reponerlo, aquello se traduce que por no tener un espacio que cobije el nuevo, el anterior deberá ser retirado para ser reemplazado, lo que significara entre 10 meses y más, en que el Hospital carecerá de estas prestaciones por tanto los pacientes con cáncer que son tratados allí, deberán realizar sus tratamientos fuera de la región, con todos los problemas que aquello conlleva.

POR: Miguel Sierpe Gallardo, Consejero Regional. 
Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias