• 2 de octubre de 2023

Tiempos de crisis,tiempos de oportunidad

Compartir Noticia

Por Edith Ruiz

Puerto Natales a 109 años de su fundación, enfrenta un nuevo desafío, en estos últimos 60 años ha tenido que saltar muchas vallas en lo económico, pero lo ha hecho con el aporte de grandes hombres y mujeres que con su perseverancia han debido adecuarse a los cambios.

La Ganadera Tierra del Fuego que abandona estas tierras por la Reforma Agraria y que deja a mucho de nuestros hombres sin un futuro cierto; luego el Mineral de Río Turbio que en su apogeo en los años 70 mantiene alrededor de 3 mil trabajadores chilenos natalinos hasta el año 80 y, luego, se asoma el año 1982, donde toda la economía de Natales se pierde en la cesantía y la pena de la pobreza, es en ese tiempo que se levanta la industria pesquera, donde las mujeres deben salir de sus casas para incorporarse a un trabajo que tuvieron que aprender en el camino, y que llevó a los hogares más humildes un plato de comida.

En la década de los 90 y con la llegada de la democracia, llega la industria sin chimenea a explotar nuestras incomparables bellezas naturales que rodean nuestra ciudad, sin darnos cuenta nos vimos invadidos por inversionistas que levantaron sendos hoteles, que dieron trabajo a muchas personas, que también debieron prepararse en el trabajo para enfrentar este desafío de entregar un buen servicio y que hoy se ve tambalear.

La última década llega con la Industria del Salmón, donde el mar se ve tormentoso y deja fuera a la pesca artesanal, relegándola a espacios que han tenido que pelear para mantenerlos, es verdad que esta industria tiene hoy una gran importancia en lo laboral, pero también los trabajadores han tenido que formarse en la marcha y recibir una remuneración que si bien es importante, no es lo suficiente respecto de lo que la empresa lucra con nuestros mares transparentes y puros y que al terminar la faena en una concesión de agua otorgada por el Estado, el fondo marino está convertido en muerte.

El sufrimiento del pueblo trabajador no debe repetirse, de la historia tenemos que aprender y hoy cuando la PANDEMIA DEL CORONA VIRUS nos ataca, debemos pensar en diversificar nuestra economía, cuidar el medio ambiente y PROPONER,  por ejemplo, alimentar al mundo desde nuestras praderas fértiles, con ganado de calidad y procesado desde nuestra tierra con un matadero certificado y de primera calidad, para llevar al mundo un producto que sea de competencia mundial, para esto hay que unir esfuerzos públicos y privados.

La conversión tiene que venir con capacitación, con mano de obra calificada para conseguir el éxito, permitiendo que Puerto Natales sea una tierra de oportunidades de inversión y la cuna de empleos de calidad.

LA CRISIS ES TAMBIÉN UNA OPORTUNIDAD.

Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias