• 22 de mayo de 2024

Una vieja práctica: Tratamiento poco riguroso de la información con fines de ocasionar algún tipo de daño en la imagen pública

Compartir Noticia

Un diario de circulación online lanzó el dia 31 de diciembre  una información que tituló: "Contraloría envía al Ministerio Público y al Consejo de Defensa del Estado antecedentes de la Cormunat por diversas irregularidades". En la bajada de la info colocan: "Dineros perdidos, documentación inexistentes, omisiones de respuestas solicitadas por el organismo regulador, son parte de los hechos relatados en un extenso informe de auditoría de casi 90 páginas".

Un demoledor titular y bajada, cuyo efecto buscado es dejar instalado que las irregularidades existen y son del calado como los presenta el mencionado diario, en base al informe de Contraloría Regional de Magallanes.

Sin embargo, para no quedarse con la primera impresión, el lector en la medida de lo posible debe dar dos y tres lecturas e ir y cotejar con la fuente, si es efectivo que los hechos descritos son de aquella envergadura.

Lo primero que nos llamó la atención de la bajada de la informacion, fue cuando mencionan "dineros perdidos" y en el desarrollo y detalle de la misma se llega a la cifra de poco más de 206 millones, sobre la que la Corporación no habría entregado antecedentes ni respondido los correos pertinentes. Tendremos que deducir, entonces, que estos son los "dineros perdidos"  a los que hace referencia la bajada de la informacion.

Un segundo tema es el referente a que lo que dice la nota del diario, lo cual no corresponde a los hechos ni tampoco a los tiempos, especificamente cuando mencionan el contrato de las cámaras de vigilancia, por cuanto todavia se encuentra la corporacion dentro del plazo de 60 días para responder lo requerido en aquella materia. Después debieran remitir los antecedentes al CDE y Ministerio Público, no ahora, por cuanto recién está corriendo el plazo estipulado por el informe mencionado

Un tercer punto y no menor, corresponde a que determinadas materias deben tratarse con cautela, rigurosidad y reserva de acuerdo a los plantea la ley 19.628 sobre la Protección de la Vida Privada e información sensible. En esta materia pareciera ser que el diario (El Pinguino) transgredió la normativa.

Lo esperable sería que el mencionado diario, rectificara la informacion que entregó en su edicion del 31/12/23, en una página similar en la que publicó "el bombazo", lo que no anula el hecho de haber incurrido en una vulneracion de la ley.

Finalmente, de forma extraoficial fuentes ligadas al municipio natalino, nos señalaron que se está estudiando instruir un sumario interno por la filtración del informe de Contraloria, el que sólo era para conocimiento de un par de personas y que fue acompañado por un oficio que asi lo estipula.

En términos de manejo responsable de la información, es muy delicado hablar o sugerir siquiera la existencia de algún tipo de malversación, fraude, desfalco sin existir una denuncia o un proceso judicial en curso y, más aún asociar nombres con estos ilícitos, esto de por si es  una tremenda irresponsabilidad y un hecho que podría fundar una querella.

Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias