• 26 de enero de 2023

La silenciosa insolvencia económica de la Municipalidad de Natales

Compartir Noticia

Por: Carlos Subiabre

Han transcurrido exactamente *tres años desde que los habitantes del territorio natalino, éramos testigos privilegiados de la llegada de la tecnología a las calles de nuestra ciudad; es que en ese entonces, el alcalde PAREDES junto a su Concejo Municipal nos presentaban la nueva maquinaria con que se pretendía llevar adelante un programa de aseo que comprometía abordar TODAS las calles de la ciudad, ¿Vio Usted si pasó por su casa? es así, como sacaban a rodar a las calles una novedosa Barredora de Veredas y otra máquina Barredora de Calzadas, las cuales formaban parte de la licitación de suministro de servicios de arriendo de vehículos y recolección de residuos sólidos domiciliarios, la misma licitación, de la conocida y famosa camioneta de rescate que sería tripulada por bomberos municipales, adjudicada a la empresa ECO SERVICIOS Y ARRIENDOS SPA con un costo mensual de $6.300.000 mensuales por ambas máquinas.

Atrás habían quedado las palas, escobas y carretillas; ahora eramos una ciudad que daba cuenta de un mantenimiento proactivo, innovador, con veredas y calzadas relucientes, donde el alcalde FERNANDO PAREDES sacaba cuentas alegres de este acierto, asegurando que era algo que venía para quedarse; Natales parecía una ciudad del primer mundo, era una especie de condado americano lo que se vivía por esos días en la ciudad del turismo.

Poco tiempo después de este revolucionario anuncio, terminó la temporada de verano, y aquella maquinaria se guardó en los cuarteles de invierno para nunca más volver, se había puesto término al guión de una historia cinematográfica, al estilo Hollywood Made In Natales City, donde de un día a otro se bajó el telón, se terminaron los flash, se silenciaron los micrófonos y con ello terminaron las veredas y calzadas relucientes, terminó la tecnología, y se dio paso al abandono de las calles y veredas natalinas.

La silenciosa insolvencia económica por la que atraviesa la administración municipal estaba dando las primeras señales del naufragio económico, por tal motivo, se produce un giro en la gestión del gobierno comunal, quien de inmediato procede y busca el mecanismo para atender el deber que le compete en cuanto a las labores de aseo y mantenimiento urbano; de esta forma es que se aplica  la fórmula de sentido social; esta vez el personal contratado con recursos del gobierno regional a través de Programas de Empleo de Emergencia (FRIL), fueron los escogidos para realizar estas labores de aseo urbano y le agregaban a sus funciones el mantenimiento de áreas verdes de la ciudad, una de las cosas primordiales que debe tener todo municipio del país, como es el caso del mantenimiento adecuado de los espacios verdes de la ciudad y el mobiliario urbano; por lo tanto,  esta formula de austeridad, le permiten al municipio volver a sonreír, traspasando sus obligaciones de financiamiento, al CONSEJO REGIONAL.

El municipio de Natales destinaba hasta hace tres años en su presupuesto anual $125.000.000 exclusivamente para el contrato Mantenimiento de Áreas Verdes de la ciudad, esto involucraba la poda de los árboles, aseo urbano, riego, cortes de pasto, entre otras cosas; hoy en día, este contrato ya no existe, seguramente los recursos fueron destinados a otras prioridades según el criterio de la administración y Concejo Municipal, lo que dio paso a que las plazas y mobiliario urbano de la ciudad no tengan el mantenimiento adecuado, a pesar de que la gente que desempeña labores en los programas de empleo de emergencia dobla esfuerzos, día a día, con escasos recursos a fin de mantener la ciudad lo más presentable posible; esto se traduce en un retroceso importante de una ciudad que emprende y que en algún momento exhibía galardones de talla mundial como una ciudad GREEN DESTINATION.

*Columna de opinión publicada originalmente el 17/01/2020

Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias