• 15 de agosto de 2022

Nada Nos Detiene Última Esperanza ya tiene a las tres iniciativas que se encontrarán en la Gran Final 

Compartir Noticia
  • El campeonato convocó a emprendedores de Puerto Natales y Torres del Paine, seleccionó a 10 para su segunda etapa y ahora entra en tierra derecha para el encuentro en el que se definirá al ganador de los $3.000.000. 

El próximo viernes 29 de julio se vivirá la final del campeonato Nada Nos Detiene (NND) Última Esperanza, torneo que convocó a iniciativas de las comunas de Torres del Paine y Puerto Natales, y que ya tiene a los tres emprendimientos que se la jugarán para coronarse ganador de esta edición en un evento que se realizará como parte de una feria de emprendedores. 

Del total de inscritos, 10 iniciativas tuvieron la oportunidad de pasar a la segunda fase y participar de talleres y mentorías empresariales grupales, donde han podido adquirir herramientas para escalar sus negocios. Entre ellos, tres participantes fueron elegidos para encontrarse en la gran final, donde tendrán que presentar su pitch ante un jurado compuesto por cuatro personas y responder sus preguntas. Pero hay un quinto jurado, el público, que desde ya puede ingresar a www.nadanosdetiene.cl, buscar la pestaña y hacer click para completar el formulario que les permitirá dar su voto a quien consideren merecedor del premio de $3.000.000. La votación del público estará abierta hasta el 28 de julio, y el emprendimiento  que obtenga la mayor cantidad de preferencias, obtendrá un voto a su favor para el encuentro definitorio.  

Los finalistas

La primera seleccionada para la final es Gabriela Alarcón, fundadora de “Patagonian Breeze”, negocio dedicado a la producción y venta de aceites esenciales. “Por destilación de arrastre de vapor, obtengo aceites esenciales de plantas nativas de la Patagonia, con los que elaboro productos que contienen el aroma y propiedades de nuestra flora local, como sales de baño, roll-on de aromaterapia, aceites de masaje y aceite esencial 100% puro», explica Gabriela. Agrega que “entrego la posibilidad, a servicios turísticos y tiendas de souvenir, de incorporar aromas de la zona a sus servicios, fomentando y fortaleciendo la identidad local y trabajar en un marketing olfativo”.

Gabriela destaca que “trabajo con plantas nativas, que aún no se utilizan comercialmente, recolectando en un tiempo y manera que no altere el desarrollo de la planta en su estado natural. La recolección es realizada en zonas rurales, para lo cual se remunera el servicio de mujeres que residen en dichos sectores”.

En segundo lugar está Karen Manosalva, directora de “Wayajapuma”, empresa familiar dedicada al turismo de intereses especiales, del cual explica su origen relatando que “mi suegro, trabaja hace más de 30 años como guardaparque en el Parque Nacional Torres del Paine y le tocó muchas veces acompañar a equipos de televisión que venían a grabar documentales del puma y sus hábitos, y así comenzó todo. Ahora nos dedicamos a la observación de fauna en el mismo parque y sus alrededores, en especial a la observación del puma. Queremos que los visitantes puedan aprender de esta especie y su importancia en el ecosistema. Nuestro lema es ‘Conocer para proteger’. Chile es un ejemplo, ya que está prohibida su caza, no así en otros países, por lo que para nosotros es importante hacer educación ambiental en terreno, vinculada al turismo, sobre ésta y otras especies de la fauna de la región”.

El último seleccionado para la final es Víctor Riquelme, dueño del Hostal “La Casa de Barro”, que destaca por ofrecer a los turistas un viaje vinculado con la sustentabilidad. “El inmueble es una construcción tipo earthship, elaborada con neumáticos, pallets, botellas, ladrillos ecológicos, postes de luz viejos, etc., que funciona como refugio para viajeros de todo el mundo que visitan las Torres del Paine”, explica Víctor, quien asegura que con su propuesta “promovemos el ecoturismo, incitando a nuestros pasajeros a tener un respeto único con el entorno y la naturaleza que nos rodea y educando con buenas prácticas medioambientales en su visita”.

Para elaborar la hostal, Riquelme afirma que se reciclaron 1.100 neumáticos, 3.500 botellas de vidrio, 6.5 pallets, varias toneladas de latas, postes de luz viejos y carretes de fibra óptica, entre otros elementos. Con ello generaron un gran impacto en la comunidad de Puerto Natales, ciudad donde se emplaza, pues “es posible apreciar de manera tangible lo que se puede llegar a realizar con la reutilización de materiales de residuo que son dañinos para el medio ambiente por su larga vida útil. Además, los turistas que visitan la región y se hospedan con nosotros, pueden apreciar y aprender sobre los procesos de construcción de la casa, además de recibir información de cómo visitar el Parque Nacional Torres del Paine y alrededores con el menor impacto posible por su visita”.

NND es una iniciativa organizada por el G100, fundación que busca fortalecer el ecosistema emprendedor y relevarlo como una herramienta fundamental de la economía nacional. NND Última Esperanza ha sido posible gracias a un esfuerzo público-privado desarrollado entre el G100; las municipalidades de Puerto Natales y Torres del Paine y Cervecería Austral.  

Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias