• 28 de febrero de 2024

Familias que arrendaban viviendas afectadas por voraz incendio en Día de Pascua, reclaman que los dejaron fuera del reparto de dinero recaudado en una campaña por que no eran propietarios

Compartir Noticia

Una fuerte polémica se está viviendo, tanto en redes sociales como en el mismo sector poblacional afectado por el incendio, luego que familias que arrendaban en viviendas y terrenos que fueron afectados por el siniestro declarado en la Población Nueva Esperanza el Día de Pascua, hicieran circular una carta donde cuestionan y reclaman en contra de la directiva y presidenta de la Junta 21 y de la forma en que repartieron el dinero solo entre seis familias propietarias de las viviendas afectadas, dejando fuera a las que arrendaban y a otra por carecer, naturalmente, de título de dominio. En la carta, que ha circulado profusamente en redes sociales, realizan una serie de preguntas respecto a cómo se determinaron los montos a repartir, la cantidad total de lo recaudado, cuestionando la transparencia de un proceso que fue de carácter público y en el cual el municipio asignó una cuenta corriente para hacer aportes el día de la Cadena Solidaria de medios. Los vecinos firmantes de la carta aducen que no han sido convocados por la Junta 21  para una explicación formal de porqué no se les entregó ayuda monetaria.

Al respecto, sin embargo, argumenta la presidenta de la Junta 21 Patricia Sierpe (en la imagen), que fue el municipio el que realizó el catastro de familias y viviendas afectadas y que ella se basó en aquel, además del que efectuó la delegación provincial (donde concluyeron que eran seis las viviendas siniestradas), para entregar los aportes monetarios reunidos en una campaña solidaria desarrollada en varios días, donde organizaciones y voluntarios recorrieron Natales, e incluso se efectuó una Cadena Solidaria de medios, la cual logró reunir importantes aportes para las familias damnificadas.

Patricia Sierpe, manifestó, que se entregaron seis sobres con tres millones de pesos, además de un aporte de más de  un millón de pesos (por persona) a otras tres vecinos que perdieron parte del piso y techo de sus viviendas por la acción del fuego.

Visiblemente molesta, Patricia Sierpe, argumentó que algunas personas se han dedicado a instigar e incluso a proferir amenazas en contra suya, pero ella lo único que quiere y espera es que estas personas demuestren con hechos concretos que quieren ayudar a sus vecinos, antes de criticar y no participar de la actividades de la junta vecinal.

También, señaló, que en una segunda etapa tiene que verse cómo se canaliza la ayuda a las personas que arriendan y resultaron afectadas, esto por parte del municipio y la delegación provincial.

Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias