• 24 de julio de 2024

Un natalino combatiendo durante la Segunda Guerra Mundial en la Royal Air Force

Compartir Noticia

Turistas llegados de Ultima Esperanza me contaron que, en una acogedora posada de la capital del turismo, hay un gringo rubicundo, alegre y simpático, que ya bordea los sesenta años, de quien se estarían tejiendo las más maravillosas historias. Dicen que fue campesino, campeón de box, que peleó en la segunda guerra mundial y que al regreso fue cadete de una estancia de la región. Pero si lo conozco. Es Teddy Scott, de quien fui amigo desde que tenía pantalones cortos, lo alenté cuando subió al ring y entrevisté cuando volvió de la guerra. Osvaldo Wegmann, La Prensa Austral, 20 de enero de 1983.

Eduardo Scott, nació en Puerto Natales el año 1923, fue campañista en la estancia de Cerro Castillo, también fue campeón de boxeo de última Esperanza y logro lo que parecía imposible: derrotar nada más ni nada menos que al temido «Mortero» Sgombich, crédito puntarenense del rudo deporte de los puños. Pero a pesar de todo era normal en su vida, sintió las ganas de aventurar de conocer el mundo. En el cóctel, que se le organizó para despedirlo, al hacer uso de la palabra, dijo: «No sé hablar, pero agradezco su presencia y les prometo que donde vaya dejaré bien puesto el nombre de Natales». Fue miembro de la Royal Air Force, cumpliendo servicios en Egipto, en Irak. En la RAF combatió en la segunda categoría medio pesado, vapuleando a los mejores boxeadores de esa fuerza de combate, lo que le valió la promesa de sus superiores de ser llevado a Londres una vez terminado el conflicto. A su regreso, trabajó como cadete en una estancia, también fue propietario del Hotel Austral y de la agencia de turismo Scott Tour. Es fundamental rescatar la otra historia de Puerto Natales, porque hay muchos ciudadanos que destacaron, que brillaron en su época, pero que se pierde su rastro en el tiempo.

Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias