• 14 de abril de 2024

Proponen la disolución de Carabineros y la refundación de un cuerpo al servicio de la ciudadanía

Compartir Noticia

Coordinadora Social de Magallanes repudia asesinato en Panguipulli

“Los trágicos sucesos de la región de los Ríos, luego de un fallido control de identidad que resultó en la muerte de Francisco Martínez a manos de Carabineros, son una prueba más de la desgarradora desigualdad contra la que estamos luchando y que provocó la Revuelta Popular del 18 de octubre”.

Una total condena al actuar de Carabineros y la urgente demanda por su refundación, manifestó  la Coordinadora Social de Magallanes, en el marco de la formalización del sargento segundo -cuya identidad se prohibió divulgar por el Tribunal- a quien la Fiscalía imputó cargos por el delito de homicidio simple, por su responsabilidad en la muerte del malabarista Francisco Martínez tras un presunto control de identidad. 

“Se evidencia la ineficacia del control de detención y la nula preparación para intervenir en situaciones totalmente cotidianas. Hechos que se suman a una larga lista de violaciones a los Derechos Humanos cometidos por Carabineros de Chile, Policía de Investigaciones y Fuerzas Especiales, y que manifiestan la urgente y profunda reestructuración de estas instituciones”, expresó la lista de candidatos constituyentes.

“Este comportamiento es consecuencia de la continua impunidad con la que han procedido desde las manifestaciones del 18 de octubre, bajo el resguardo de un gobierno represivo que busca sofocar la protesta social. La diferencia en sus protocolos de actuación en Cachagua, en oposición a lo que sucede en Panguipulli, en el Wallmapu, y aquí mismo en Magallanes, nos recuerda la desgarradora desigualdad y precariedad en la que vivimos y por la que demandamos una Nueva Constitución”, recalcaron.

La Constitución define a las policías como una “fuerza”, en abierta incompatibilidad con la visión moderna que la comprende como un servicio, y las propuestas de reforma que se han discutido se estrellan con normas de rango constitucional que impiden la creación de un nuevo cuerpo de orden y seguridad.  Se suma a esto la insistencia del actual gobierno que en total desconexión con la ciudadanía busca otorgar a Carabineros más facultades priorizando el orden público por sobre la seguridad pública.

“La relación entre la ciudadanía y Carabineros ya no existe. Sus niveles de desaprobación han alcanzado mínimos históricos, y su continuo abuso ha sido noticia en la prensa mundial y objeto de denuncias por organismos como Aministía Internacional y el Human Rights Watch. Solo la ciudadanía organizada podrá reformar esta institución que califica a quienes luchamos contra la precarización de la vida como enemigos”, sostienen.

Finalmente, respecto a la problemática, la Coordinadora Social propone la disolución de Carabineros y la refundación de un cuerpo al servicio de la ciudadanía, que priorice la formación profesional con enfoque de Derechos Humanos; el desarrollo de mecanismos eficaces de control interno y externo; y la sujeción de esta entidad a la autoridad civil.

Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias