• 6 de marzo de 2021

Puerto Bories

Compartir Noticia

«Hoy día lo que fuera un complejo ganadero industrial, se ha transformado en un enclave turístico, con servicios de hoteles y hostales que están fuera del alcance del ciudadano medio de Puerto Natales. No se puede acceder al lugar porque es propiedad privada

Creemos sinceramente, que se deben buscar los cauces adecuados para recuperar nuestro pasado histórico, que se ha ido esfumando lentamente».

 

A cinco kilómetros al noreste de Puerto Natales está Puerto Bories, establecimiento que en el pasado fuera uno de los más importantes centros laborales de la industria ganadera de la Patagonia.

El lugar se conoció originalmente con el nombre de río Cuchara, denominación que nació cuando la expedición de Hermann Eberhard de 1892 extraviara una cuchara en este lugar. Posteriormente recibió el nombre de Puerto Bories, en honor a don Carlos Bories, gobernador de Magallanes del período.
Rodolfo Stubenrauch, gran defensor de Última Esperanza, de origen alemán, fue uno de los primeros en establecerse en el lugar. Emprendedor y con gran visión comercial, construyó una grasería, un aserradero a vapor, un muelle pequeño y otras empresas.
Puerto Bories (1) pasó a la propiedad de la gran compañía latifundista que fue la Sociedad Explotadora Tierra del Fuego, cuando se realizó el remate de las tierras fiscales de la región (1905). El año 1913 se comenzó a construir el frigorífico Bories, que comenzó con producción de carne conservada y en 1914 quedó terminado para beneficiar animales en gran escala. Como dato ilustrativo entregamos la estadística de estas operaciones entre los años 1918 a 1924.

Año 1918 Total de animales beneficiados 301.659
“ 1919 “ “ “ 5.698
“ 1920 “ “ “ 213.855
“ 1921 “ “ “ 279.020
“ 1922 “ “ “ 261.278
“ 1923 “ “ “ 350.326
“ 1924 “ “ “ 300.798

En 1915 el moderno frigorífico contaba con las siguientes secciones; departamento de congelación, grasería curtiembre de cuero y fábrica de conserva. En el mismo año circulaba un tren de trocha angosta, que atendía en forma gratuita la demanda de los obreros que en su mayoría residían en Puerto Natales. En tiempos de gran actividad arrastraba hasta 15 carros y no se interrumpía su funcionamiento en todo el año.
En 1916 se instaló en las inmediaciones un retén de carabineros. En 1919 la profesora Blanca Gallardo, oriunda de Chiloé atendió la primera escuela del sector que, dotada de internado y de salas calefaccionadas, extendió sus actividades hasta 1963. En 1970 el establecimiento reabrió sus puertas, pero un par de años más tarde cesaría definitivamente sus actividades.
En Puerto Bories se registraron los sucesos trágicos del 23 de enero de 1919, que llevaron a un enfrentamiento armado entre obreros y fuerzas policiales, a raíz de una huelga laboral, lo que arrojó un saldo de cuatro guardias y seis manifestantes muertos. También en 1919 ocurrieron otros incidentes tales como un incendio que destruyó la grasería, la curtiembre y la fábrica de conservas. De estos locales se reconstruyeron los dos primeros. A raíz de estos siniestros todos los empleados radicados en el frigorífico Bories formaron parte de una compañía de bomberos, la que semanalmente realizaba ejercicios prácticos y contaba con los elementos necesarios para combatir el fuego. Aun así, en 1932 un nuevo incendio destruyó la curtiduría y lavadero, departamentos que fueron abandonados y reemplazados por un secadero de cueros.
Puerto Bories también fue centro de inquietudes deportivas. Ya en 1912 se había organizado el “Foot Ball Club Última Esperanza” y más tarde se fundaría el club deportivo “Frigorífico Bories”, que disponía por colaboración de la empresa de todas las condiciones para el mejoramiento físico de los individuos. Existía una piscina, gimnasio con los elementos para la práctica de box, ping pong, tiro al blanco en miniatura, cancha de bolos. En juegos de salón se disponía de ajedrez y damas. En el aspecto recreacional y cultural poseían un cine de 16 mm. y una biblioteca de uso permanente.
El establecimiento funcionaba de las 7:30 a 11:30 y de 13:30 a 17:30 hrs. Después de la faena llegaban grandes barcos hasta su magnífico muelle. Eran los llamados “caponeros”, para la carne, y los “laneros”, para lana y cuero. El grueso de la producción era exportada al extranjero o bien llevada a los puertos del norte del país.
Siendo Puerto Bories por muchos años la principal fuente laboral de la zona fue otorgándole características propias a los trabajadores y a la población de Puerto Natales.
Zulema Ojeda Moya, escritora de la localidad, nos ilustra al respecto: relata que los niños de la época esperaban la llegada de sus progenitores en el tren, al final de la jornada en el muelle Stubenrauch, después conocido como muelle Gafo. Mientras esperaban, los niños, hacían competencias de arrojar piedras a la playa haciendo “patitos”. Los padres no sin cierto orgullo decían: “Ahí están los Tirapiedras”.
La prensa local destacaba algunas de estas características:
“La compañía mediante los contratos, que mantiene con sus obreros y empleados, les entrega carne a precio bajo; además, abastece a las diversas carnicerías de la localidad que pasan a venderla a la población, pero al precio comercial fijado por las autoridades respectivas”.
“Tanto los obreros que trabajan en esta faena, como en las otras propias de la ganadería, una vez finalizadas sus labores se dedican, ya sea a la caza, pesca o trabajos dentro de sus hogares, para poder subsistir en el resto del año, ya que no existe otra industria dentro de nuestro suelo. Finalmente quedan trabajando algunos obreros, como los puesteros, los ovejeros, los campañistas, etc., que, por el hecho de tener trabajo todo el año, se dice que trabajan “año redondo”. (2)
Este lugar que fuera fuente de bullente actividad, perdió importancia hacia finales de la década del 60, coincidiendo con el término de las actividades de la Sociedad Explotadora en la región. Parte de sus instalaciones desaparecieron.
En el año 1996 el lugar fue declarado Monumento Nacional. Hoy día lo que fuera un complejo ganadero industrial, se ha transformado en un enclave turístico, con servicios de hoteles y hostales que están fuera del alcance del ciudadano medio de Puerto Natales. No se puede acceder al lugar porque es propiedad privada
Creemos sinceramente, que se deben buscar los cauces adecuados para recuperar nuestro pasado histórico, que se ha ido esfumando lentamente.

1._ Originalmente conocida como Estancia Dorotea, fundada en 1906. Con una extensión de 204.00 hectáreas. En sus potreros pastan 56.000 lanares, 950 caballares y 1.200 vacunos.
2.- “La faena del Frigorífico Bories”. Revista “Austro” 1957.

JORGE DIAZ BUSTAMANTE
PUERTO NATALES ENERO 2021

Más Noticias