• 4 de febrero de 2023

PREOCUPANTE SITUACIÓN DE INFRAESTRUCTURA AFECTA A FUNCIONARIOS DEL JUZGADO DE POLICÍA LOCAL DE NATALES

Compartir Noticia

Dramática situación es la que han debido lidiar en los últimos meses los funcionarios del juzgado de Policía local de Puerto Natales, el cual esta bajo la administración de la Ilustre Municipalidad de Natales, ya que debido a las bajas temperaturas registradas en el último tiempo el recinto se quedó sin suministro de agua potable producto del congelamiento de las líneas de abastecimiento, sumando un nuevo capítulo a la larga lista de deficiencias que presenta el recinto.

En el año 2017, el Juzgado de Policía local fue objeto del beneficio de un proyecto FRIL otorgado por el gobierno regional de Magallanes, y que pretendía ejecutar una ampliación a las dependencias del juzgado y un mejoramiento integral a sus instalaciones. Sin embargo, la historia nuevamente se repite, al igual que en el desarrollo de obras de envergadura con financiamiento del FNDR Y FRIL que ha llevado adelante como entidad técnica el municipio de Natales, se pueden observar una serie de deficiencias técnicas, que finalmente se desencadena en un perjuicio incalculable para los usuarios.

De aquellas obras que pretendían mejorar las instalaciones del Juzgado de Policía local y que darían un mejor confort para sus usuarios y funcionarios, resultó ser todo lo contrario; desde hace meses los funcionarios del Juzgado de Policía local han debido laborar en condiciones poco dignas, debido al congelamiento del sistema de distribución de agua potable que trae consigo un problema de índole sanitario, a esto debemos agregar la falta de calefacción, ya que el nuevo sistema de calefacción central implementado se encuentra defectuoso y sin funcionamiento por varios meses, donde la empresa contratista no ha solucionado el problema técnico que presenta su instalación; razón por la cuál se debió implementar calefactores eléctricos.

Con el aumento de las precipitaciones apareció el anegamiento de recintos interiores, donde los funcionarios se han visto en la obligación de instalar recipientes para la contención de las filtraciones de agua desde la techumbre del recinto que se encuentra colapsada en su estructura, entre otros problemas de carácter constructivos que presenta la edificación ampliada hace poco tiempo.

Debido a la implementación de calefactores eléctricos, el sistema eléctrico del recinto se llevó al límite de su capacidad operativa, al punto que el día viernes 31 de Julio, a eso de las 10 horas aproximadamente, el recinto se quedó sin energía eléctrica, al ser pesquisado por personal de maestranza municipal del área luminarias y mantención, se pudo corroborar que la instalación eléctrica fue sobrecargada y tuvo como consecuencia un principio de incendio en el sector del entretecho, razón por la cual y en forma extraoficial, los funcionarios serán transladados a las dependencias del edificio municipal para continuar con las labores propias de su servicio, en un ambiente que sí cumple con las condiciones sanitarias y de confort para el desempeño de sus funciones.

Las malas condiciones laborales que mantenían los funcionarios, fueron puestas en conocimiento del administrador municipal (Raúl Jara) en reiteradas ocasiones, sin tener respuestas favorables al respecto.

Razón por la cual la jueza del Juzgado de Policía local solicitó la visita de un ministro de la corte de apelaciones de Punta Arenas, para que verifique In Situ la situación que los aquejaba como funcionarios, más aún, en la condición de emergencia sanitaria por Covid-19, donde inclusive no se podía respetar el distanciamiento social y condiciones sanitarias óptimas debido al hacinamiento de las pequeñas dependencias.

Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias