• 14 de junio de 2024

Argentina/ Piquete y cacerola a 22 años del 2001: el DNU de desguace del país, la reacción barrio por barrio y la marcha que desafió el protocolo

Compartir Noticia

El espectáculo montado por la ministra de Seguridad no cumplió el objetivo de amedrentar a la protesta que se instaló en la Plaza de Mayo como cada 20 de diciembre desde hace 22 años. El día culminó con los anuncios planteados por el presidente Javier Milei a las 21 a través de un DNU de alcances destructivos del trabajo, la industria y la libertad.

Pero nuevamente lo sorpresivo impregnó la realidad, ya que el anuncio fue seguido inmediatamente por cacerolazos y corte de calles en toda Buenos Aires, y en diferentes ciudades del país que al cierre de esta nota continúan. La inesperada movilización autoconvocada incluyó marchas desde los barrios hacia el Congreso desde las 23 hasta entrada la madrugada. Todo motorizado por vecinas y vecinos, ante la inercia de la partidocracia opositora y oficialista, dedicada mayoritariamente hasta ese momento a las redes sociales. El protocolo anticonstitucional de la señora Bullrich quedó arrasado. El presidente se presentó en cadena nacional, otra vez leyendo. Fue un discurso de 16 minutos, rodeado por un elenco de ministros y otros (macrismo explícito: Caputo, Bullrich, Depetri, Sturzenegger). Estaban los ministros sentados (salvo la canciller Mondino, en el exterior) y cuatro colaboradores más de pie, cual granaderos. Esa extraña coreografía avaló las medidas oficiales (más de 300) que intentan romper avances legislativos e incluso constitucionales a través de un decreto: ese solo hecho es una ruptura del sentido común y de los mecanismos que determinan la existencia de tres poderes. Se busca desregular prácticamente todo (salud, trabajo, industria, privatización de empresas estatales), en manos de un mercado concentrado por corporaciones locales y multinacionales, cuyos efectos destructivos serían incalculables en profundidad y tiempo, para una Argentina literalmente de remate. El decreto no se privó siquiera del proyecto de privatizar el fútbol (otra dosis de macrismo explícito).

El telón de fondo: el brutal ajuste, el shock económico, la caída de los ingresos a menos de la mitad en 10 días (apenas el comienzo), y la promesa oficial de estanflación: estancamiento, recesión, inflación, empobrecimiento masivo e inédita transferencia de ingresos en perjuicio de la población y en beneficio de los grupos concentrados de la economía. Aquí, el desarrollo de lo ocurrido otro 20 de diciembre que quedará nueva y tristemente en la historia.

Ver nota completa aquí: https://lavaca.org/notas/piquete-y-cacerola-a-22-anos-del-2001-el-dnu-de-desguace-del-pais-la-reaccion-barrio-por-barrio-y-la-marcha-que-desafio-el-protocolo/ 
Print Friendly, PDF & Email

Más Noticias